CDMX.- Ningún candidato es independiente sólo porque así se presente, afirma Emilio Álvarez Icaza, quien el domingo pasado renunció a su aspiración presidencial. Entonces acusó a la Presidencia y al PRI de impulsar a falsos opositores para pulverizar y dividir el voto, en una estrategia que llama el "Modelo Atlacomulco: rompe o corrompe".

"Yo no me voy a prestar a los intereses del PRI así", afirma.

El ex titular de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos insiste en que Jaime "El Bronco" Rodríguez, Margarita Zavala y Armando Ríos Piter no son independientes.

"'El Bronco': 30 años en el PRI, lleva dos años gobernando y no hay ninguna cosa que nos haga pensar que ha sido diferente a como se apostó. Margarita Zavala: 33 años en el PAN lleva ¿cuánto, un año? ¿seis meses? haciendo espectaculares ¿morados? Qué raro que alguien que lleva 33 años en el PAN no hace espectaculares blancos y azules y los hace morados ¿cientos?, ¿miles? Armando Ríos Piter: PRI, subsecretario de Fox, PRD, ¿ahora independiente?".

Es una acusación fuerte para el Gobierno el señalar que están orquestando el impulso de independientes, como para los candidatos que mencionas...

Por eso digo, 'consciente o inconscientemente'. Lo que vimos, el mensaje que hemos visto en dos características tanto en las elecciones en Coahuila como en el Estado de México, como lo que hemos visto en en casos como el socavón de Cuernavaca, Odebrecht, el Ferrari, las casas de Malinalco, vamos, la lista interminable, genera una situación donde el comportamiento del Presidente, de su Gabinete, no se distingue en nada de la delincuencia organizada, así de claro. Segundo: el fenómeno de la promoción del voto y esta noción de candidatos independientes no es sólo porque se digan independientes.

Álvarez Icaza denuncia una estrategia para impulsar a ciertos candidatos en los medios cercanos al Gobierno. "Es notable ver cómo, por ejemplo, a Margarita Zavala le dan un trato con algodones y a gente como Ricardo Anaya le reciben a cañonazos", dice.

En febrero pasado lanzó el movimiento Ahora para costruir su candidatura presidencial. En siete meses, afirma, lo apoyaron 95 mil personas en 22 países. Pero la elección en el Estado de México, donde señala que el Gobierno utilizó los recursos para incidir en los resultados y fragmentar el voto opositor, los hizo cambiar de opinión. Al declinar su eventual candidatura propuso un diálogo con fuerzas opositoras al PRI.

Ponle nombre a esas fuerzas.

A los actores que decidan sacar al PRI de los Pinos, pueden ser partidos políticos, pueden ser actores sociales, pueden ser algunos de los que hoy pudieran jugar como independientes.

¿Estás convocando al Frente Ciudadano por México y a Morena a ese diálogo?

Si tienen intención de asumir que primero hay un acuerdo de país, que hay un proyecto de país, bienvenidos.

¿Lo adviertes o no lo adviertes en ellos?

Advierto intención de discutir un proyecto de país, sí, y con toda intención cité el proyecto de Por México, que es el ejercicio que ha encabezado el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, que ha reunido a muchísimas personas para construir un proyecto de país, ése puede ser, por ejemplo, un buen piso de inicio de discusión para no partir de cero.

¿A quiénes ves en ese diálogo, a qué fuerzas?

Veo claramente a gente como Cárdenas, probablemente a gente del PAN, a la dirigencia del PAN, la dirigente del PRD, al dirigente de Movimiento Ciudadano, veo muchos actores civiles y sociales, veo académicos, veo gente que ha estado en Ahora, veo a Denise Dresser, a Sergio Aguayo, a Javier Sicilia, a Alfredo Figueroa, pero también a muchas fuerzas locales, más ciudadanos que pudieran estar interesados no como organizaciones sino como personas.

¿Pones a salvo de esto que tú consideras una regresión autoritaria a los órganos electorales, me refiero al tribunal, al INE?

Los incluyo en la regresión de manera triste. Hoy vivimos un secuestro, autoridades que han renunciado a sus competencias, que están secuestradas esencialmente por el PRI. Bajo la lógica de cuotas y cuates, el INE y el Tribunal han generado una dinámica de ser comparsas, de ser omisos ante las violaciones sistemáticas a la ley. Ahora nos dicen que no hay problema de utilizar los programas sociales en campaña, o sea, están preparando la maquinaria de Monex, de las tarjetitas y el salario rosa para comprar y lo hacen con nuestro dinero. Ahora si no les alcanza nos endeudan, eso ha venido pasando, en los últimos 10 años.

Si a fin de cuentas el grupo en el poder se conduce como delincuencia organizada, si los órganos electorales están involucrados en la regresión, ¿tienen sentido las elecciones?

Tienen absolutamente sentido porque no podemos aceptar la indignidad como forma de vida, no podemos aceptar la ruptura de la regla, no podemos aceptar la corrupción como término de relación. Tenemos que buscar gobernantes del tamaño del pueblo de México. Lo vimos el 19 de septiembre.

Reforma

Foto: Reforma