Piedras Negras, Coahuila.- Familiares de personas desaparecidas en el norte de Coahuila, agrupadas en Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Personas Desaparecidas, A.C., esperaban la visita presidencial para pedir justicia y una búsqueda real de personas.

Entre las mantas y pancartas, había fotos de desaparecidos recientes, peticiones para buscarlos, mensajes de empatía con los 43 normalistas de Ayotzinapa, y la exigencia de que no haya más desapariciones.

Ariadna García, abogada que representa a los familiares, lamentó que no estuviera el Presidente en el desfile y la seguridad no los dejara aproximarse a donde sería el evento de inauguración.

"Como quiera no quisimos dejar pasar esta oportunidad para alzar la voz de forma pacífica con estas mantas y pancartas donde se pide justicia, las familias de los desaparecidos están pidiendo justicia".

García dijo que los familiares no creen en las acciones de investigación que se realizan en Coahuila.

"Pedimos acciones verdaderas, que lleven a un resultado positivo, a una localización en vida o en no vida, acompañadas por la voluntad del Gobierno, que no sean un parapeto donde la autoridad quiere hacer creer a los medios de comunicación y a la demás ciudadanía que está cerca de nosotros".

A modo de ejemplo, dijo que dos desapariciones recientes no han sido investigadas como debe ser.

"Tenemos dos desapariciones en los últimos tres meses con tintes de ejecución y secuestro, donde no se ha hecho nada realmente para ubicar a las personas".

"Hay cámaras en la ciudad que no han sido analizadas, hay descripciones de los vehículos donde fueron sustraídas estas personas y tampoco han sido localizados", dijo la abogada.

Agregó que el juicio contra el sicario de los Zetas, Marciano Millán, que se lleva en Texas, abrió la esperanza de los familiares de desaparecidos, en conocer la verdad de lo ocurrido con cientos de asesinatos y desapariciones ocurridos en el norte del Estado.

"Creo que es algo importante porque esto nos acerca a la verdad histórica de lo que realmente sucedió en Allende y aquí, en Piedras Negras".

Reforma