Ciudad de México.- La Comisión de Derechos Humanos capitalina emitió medidas precautorias para que, a reserva de que personal de la Secretaría de Medio Ambiente realice la necropsia al cuerpo del gorila Bantú, se le permita intervenir o que la realice alguna instancia independiente del Gobierno de la Ciudad.

Esto, a fin de generar certeza respecto de las causas que provocaron el deceso.

El organismo que preside Perla Gómez indaga si la Secretaría de Medio Ambiente violó el derecho humano a un medio ambiente sano en su modalidad de omisión en la protección y conservación de especies en peligro de extinción.

La CDHDF informó en un comunicado que también pidió que se practiquen estudios de laboratorio que permitan correlacionar el resultado con lo observado durante la necropsia.

Las conclusiones, instruyó, deberán darse a conocer a la población con un lenguaje accesible a efecto de que se tenga certeza de las causas del fallecimiento del gorila.

Bantú, el único gorila macho que vivía en el País, murió la noche del 7 de julio previo a salir por primera vez de Chapultepec hacia Guadalajara con fines de reproducción con alguna de las hembras residentes en el zoológico tapatío.

Reforma