Ciudad de México.- El pico más alto de homicidios dolosos en lo que va del actual sexenio del Presidente Enrique Peña se registró el mes pasado, según cifras oficiales.

En marzo se iniciaron 2 mil 20 averiguaciones previas por ese delito, considerado de alto impacto, en febrero fueron mil 825 y en enero, mil 930, según con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

En ningún mes del actual sexenio se habían rebasado los 2 mil homicidios dolosos.

Además, ningún mes de marzo desde 1997, cuando se comenzaron a contabilizar los delitos del fuero común de forma sistemática, había registrado más de 2 mil averiguaciones previas abiertas por homicidio doloso.

De hecho, en los últimos 20 años, sólo en cuatro meses se han superado las 2 mil averiguaciones previas por homicidios intencionales: mayo, junio, julio y agosto de 2011.

Ese año fue el más violento de la llamada "guerra contra el narco" que el entonces Presidente Felipe Calderón declaró al inicio de su administración.

En mayo de 2011 se registraron 2 mil 131 denuncias por homicidio intencional; en junio, 2 mil 38; en julio, 2 mil 13, y en agosto, 2 mil 9, establecen los registros del SNSP.

El incremento de asesinatos ocurre aún con una estrategia de seguridad federal que tiene como objetivo neutralizar las cabezas de grupos criminales, el despliegue de alrededor de 60 mil elementos de las fuerzas armadas, la capacitación de nuevos policías y los exámenes de control a éstos.

El aumento en asesinatos también se presenta en medio de un debate sobre el papel que deben jugar las fuerzas armadas en materia de seguridad pública.

Respecto a primeros trimestres de año, 2017 también rompió récord con una suma de 5 mil 775 denuncias por homicidio intencional, en comparación el mismo periodo de 2016 que registró 4 mil 464; 2015 con 3 mil 862; 2014 con 4 mil 89 carpetas de investigación y 2013 con 4 mil 590 casos.

Hasta marzo los estados con las tasas más altas de homicidio doloso por cada 100 mil habitantes son Colima con 20.33; Baja California Sur, con 16.42; Guerrero, con 15.25; Baja California, con 11.41; Sinaloa, con 11.33, y Chihuahua, con 10.15.

Las cifras oficiales también indican un aumento en los delitos de secuestro, extorsión y robo de vehículo con violencia, entre otros, con respecto al primer trimestre de 2016.

Reforma