Ciudad de México .- Cada día, Pemex pierde 23 mil barriles de gasolina y diesel en ordeña, lo que se traduce en 54 millones de pesos.

La empresa refirió que ello representa una pérdida anual de 20 mil millones de pesos por el robo de pipas y mediante tomas clandestinas.

"El robo de combustibles afecta en el volumen de inventarios. Es un problema serio", expuso la petrolera.

Los 23 mil barriles diarios sustraídos equivalen a lo que consume Chiapas diariamente de gasolina y diésel.

Pemex añadió que, si no existieran estos hurtos, las importaciones serían menores.

Actualmente, más de la mitad de las gasolinas que vende la petrolera son importadas.

El volumen de gasolina y diesel comprados en el extranjero, entre enero y mayo de 2016, asciende a 578 mil barriles diarios, según Pemex. Los barriles que diariamente se roban equivalen al 3.97 por ciento de las importaciones.

Por las compras en el exterior de estos combustibles, la empresa ha pagado, hasta abril de este año, 4 mil 490 millones de dólares, de acuerdo con sus informes de desempeño.

Según la petrolera, hasta mayo de este año, se han registrado 2 mil 340 tomas clandestinas.

Los estados con mayor incidencia son Puebla, Guanajuato y Tamaulipas, los cuales concentran 44 por ciento del total de tomas ilegales registradas.

Este número de incidentes es 9.1 por ciento mayor que el del mismo periodo del año pasado.

Recientemente, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) señaló que la incidencia de tomas ilegales y el uso de tecnologías para abatir los robos en un ducto influyen en la tarifa de transporte que se le asigna.

"La CRE reconoce, en su regulación tarifaria, el costo de mitigación de las tomas clandestinas en los ductos de transporte de Pemex. Esto ocurre a través de un cargo asociado a la seguridad de los sistemas y a la reparación de los daños causados por actos ilícitos.

"Este reconocimiento en la tarifa de transporte depende del cumplimiento --por parte de Pemex Logística-- de un programa de acciones para atender el problema, el cual deberá contar con la aprobación de la CRE", expuso la dependencia.

Cabe destacar que, en las últimas semanas, el suministro de gasolina se ha visto afectado principalmente en el sureste, por los bloqueos de la CNTE, y en Chihuahua, por litigios y problemas de producción en la refinería de Cadereyta.

Reforma