Washington.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, asistirá este miércoles a la última cumbre de su Presidencia con México y Canadá, con el comercio y el clima como prioridades y la retórica aislacionista y antiinmigrante del virtual candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, como telón de fondo.

Obama hará una visita de un solo día a Ottawa para reunirse con sus homólogos de México, Enrique Peña Nieto, y Canadá, Justin Trudeau, y dar un discurso ante el Parlamento canadiense.

Será la última "cumbre de los tres amigos" de Obama y la primera que se celebra desde 2014, por lo que la Casa Blanca quiere evitar que quede eclipsada por la figura de Trump, cuyos comentarios han ofendido profundamente a México y quien además ha pedido sacar a EE.UU. del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TCLAN).

"No puedo negar que ese tema (la retórica de Trump) vaya a salir a relucir, pero la agenda del presidente (Obama) será diferente", dijo hoy el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

Obama saldrá de Washington a primera hora de la mañana y su primer acto en Ottawa será una reunión bilateral con Peña Nieto, con quien hará unas breves declaraciones públicas después del encuentro.

"La reunión con Peña Nieto será una oportunidad de avanzar sobre la base de la visita del presidente mexicano a Washington en 2015", aseguró este lunes el director de asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Mark Feierstein.

Esa cita permitirá a ambos países profundizar en su "relación económica, mejorar la coordinación en Centroamérica y afrontar" sus "preocupaciones compartidas de seguridad", afirmó Feierstein.

Obama y Peña Nieto hablarán también, agregó, sobre "el narcotráfico y el combate a la heroína", una droga que causa 10.000 muertes anuales en EE.UU., donde el consumo se triplicó entre 2007 y 2014, y que llega al país casi exclusivamente desde México.

"Estamos deseosos de trabajar con México para reducir la producción de amapola y de heroína, y esto es algo que también interesa a Canadá", sostuvo Feierstein.

A continuación, Obama y Peña Nieto mantendrán una reunión trilateral con Trudeau y un almuerzo de trabajo, seguido de una conferencia de prensa de los tres mandatarios.

Por la tarde, el presidente se dirigirá al Parlamento canadiense, donde mantendrá una reunión bilateral con Trudeau y ofrecerá un discurso ante una sesión conjunta del legislativo de Canadá.

La principal novedad de la cumbre será un acuerdo energético por el que Estados Unidos, México y Canadá se comprometerán a que para 2025, el 50 % de la energía eléctrica que se consuma en Norteamérica proceda de fuentes limpias, incluidas las plantas nucleares.

En Estados Unidos, ese porcentaje estuvo en el 32 % en 2015, y en toda Norteamérica la proporción es del 37 %, pero la Casa Blanca está convencida de que se podrá "aumentar sustancialmente esa proporción" en la próxima década, aseguró este lunes el asesor sobre cambio climático de Obama, Brian Deese.

Además, los tres países se comprometerán a reducir sus emisiones de metano un 40-45 % para 2025, una meta que Estados Unidos y Canadá ya habían asumido pero que compromete por primera vez a México.

"Nuestros cálculos indican que si cumplimos este objetivo de una reducción de entre el 40 y el 45 % en los tres países, reduciremos las emisiones de efecto invernadero en más de 100 millones de toneladas métricas al año para 2025", pronosticó Deese.

Obama ha tratado de hacer del cambio climático una prioridad en su Presidencia, aunque algunos de sus esfuerzos se han estancado en el Congreso y el Tribunal Supremo de EE.UU. mantiene bloqueada una pieza clave de su plan sobre el clima, la destinada a reducir las emisiones de carbono de las centrales termoeléctricas.

Se espera que los tres líderes aborden también medidas para facilitar el movimiento de personas y bienes a través de sus fronteras y que conversen sobre las perspectivas de ratificación del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, sigla en inglés), que creará la mayor zona de libre comercio del mundo. EFE