Ciudad de México .- Familiares de presos víctimas de tortura protestan en las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) para exigir que se dejen de fabricar delitos en todo el País.

También demandan se sancione a los funcionarios que hacen uso de la tortura para fabricar culpables y sentenciarlos por delitos que no cometieron.

"¡Tortura nunca más, tortura nunca más!" y "¡libertad, libertad a víctimas de tortura, libertad!", gritan los inconformes.

Otra de sus exigencias es que se permita que organizaciones sociales y de derechos humanos ingresen a los penales estatales para que se investiguen, sancionen y contabilicen los casos de violencia contra presos en el País.

En el Día Internacional en Favor a las Víctimas de Tortura, los activistas expusieron que el Estado de México ocupa el primer lugar en casos de este tipo.

Los manifestantes denunciaron que en Edomex, los Ministerios Públicos, la Gendarmería, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), las policías estatales y policías municipales utilizan como práctica cotidiana la tortura.

Adrián Ramírez López, presidente de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos, afirmó que en los últimos años los casos de tortura se han incrementado considerablemente.

"El subprocurador de derechos humanos de la Segob reconoció el año pasado que en México hubo un incremento del 700 por ciento en el número de casos de tortura", dijo.

Agregó que la Liga Mexicana registra 57 casos documentados de tortura, donde el protocolo de Estambul dio positivo.

Criticó que en el Edomex el nuevo sistema de justicia penal no ha logrado disminuir los casos de tortura.

"Los jueces de control siguen validando las detenciones arbitrarias, partes informativos mentirosos y personas torturadas. En el modelo adversarial no hay un registro adecuado de las actuaciones de los policías y de las actuaciones del Ministerio Público", dijo.

Reforma