Ciudad de México.- El sector patronal busca armar un acuerdo, con la anuencia de organizaciones sociales y partidos políticos, distinto al que firmaron el Gobierno federal, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y sindicatos.

"Estamos convocando a organizaciones sociales, empresariales y también a la clase política para construir un consenso que permita lograr un acuerdo en materia de desarrollo económico y cuestión social.

"Y la ruta crítica de aquí hasta adelante es lograr que este acuerdo pueda ser apoyado por el mayor número de personas y asociaciones posibles", explicó Gustavo de Hoyos, presidente de la Coparmex.

Añadió que se convocará a organismos como el Instituto Mexicano para la Competitividad, Transparencia Mexicana y Mexicanos Primero.

Además, se acercarán a la academia, grupos parlamentarios y la Conferencia Nacional de Gobernadores para darles a conocer sus propuestas.

De Hoyos descartó que la Coparmex se adhiera al Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección Familiar que auspició el Presidente Enrique Peña.

Adelantó que un primer documento que resulte de este convenio con organismos civiles será dado a conocer el 5 de febrero. En éste se establecerán metas a corto plazo, que sean medibles y cuantificables, dijo.

En tanto, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, indicó que el acuerdo que firmaron con el Gobierno el lunes pasado no fue al vapor, sino que se aceleró ante el aumento de los precios de los combustibles.

Según Castañón, los 35 puntos acordados se habían expuesto meses atrás y el objetivo era trabajarlos con el nuevo Presidente de EU, Donald Trump, pero fueron adelantados con el fin de que el impacto por el alza de gasolinas sea menor en la inflación, de lo cual no se habló en reuniones previas entre Hacienda y el CCE.

Reforma