Aunque la SEP asegura que la reforma educativa tiene una aprobación de 64 por ciento, en los últimos dos años los maestros se han amparado más de 3 mil veces contra ésta.

De acuerdo con cifras de la dependencia federal, desde 2015 hasta septiembre de 2017, se presentaron 3 mil 386 juicios de amparo contra la Ley General del Servicio Profesional Docente, que entre otras cosas obliga a los maestros a evaluarse para permanecer en funciones, promoverse o ingresar al sistema educativo.

De éstos, sólo ocho amparos han sido otorgados por actos de la aplicación de ley, mientras que 3 mil 181 han sido resueltos favorablemente para la misma.

Asimismo, seis se han convertido en jurisprudencias generales que respaldan la reforma.

“Esto quiere decir que la reforma ha entrado y que las leyes están bien construidas”, aseveró el secretario de Educación Pública, Otto Granados, en una reunión con medios de comunicación.

En el encuentro en la sede de la SEP, el funcionario también refirió que en una encuesta telefónica que realiza mensualmente la dependencia desde 2014, la aceptación de la reforma ha alcanzado el nivel de aprobación de 64 por ciento.

Granados señaló también que una encuesta a mil 300 maestros de 500 escuelas diferentes mostró que el 60 por ciento considera fundamental la evaluación docente para su desarrollo profesional.


II Agencia Reforma