Ciudad de México.- En 2016, una de cada seis órdenes de compra que realizó el IMSS tuvo atrasos o incumplimiento parcial o total de parte de los proveedores contratados, de acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La Organización evidenció, en el Segundo Estudio sobre Contratación Pública del IMSS, que el porcentaje de contratos incumplidos en el Seguro Social sigue siendo alto, lo cual advierte podría perjudicar la eficiencia del sistema.

Por ejemplo, en una muestra de compras consolidadas auditada en 2014 por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se detectó que 123 referencias en tres contratos suponían la generación de ahorros superiores a 221 millones.

El estudio señala que esos ahorros no se materializaron por el incumplimiento de proveedores, quienes representaban 77.4% del monto total adjudicado, lo que obligó a delegaciones del IMSS a utilizar otros proveedores más costosos, no incluidos en compra consolidada.

Las categorías de productos específicos como los dispositivos médicos y los productos y servicios extra medicinales son más vulnerables al incumplimiento.

Para estas categorías, el porcentaje de órdenes de compras incumplidas llega a niveles tan altos como 20 por ciento del número total de los productos pedidos.

La OCDE plantea que es decisivo identificar mecanismos y estrategias que garanticen que los proveedores respetarán sus compromisos iniciales.

II Agencia Reforma