Ciudad de México.- "Se está derrumbando... Eso se va a caer", decía un vecino el sábado mientras filmaba la corriente de agua que corría por abajo del Paso Exprés de Cuernavaca, en la zona donde ayer se abrió un socavón por el que cayeron y perdieron la vida dos hombres.

Los funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), encabezados por su titular, Gerardo Ruiz Esparza, fueron recibidos con recriminaciones en el lugar de los hechos.

"¡Vengan a ver su cochinero!". "¡Les dijimos que el tubo ya no aguantaba!", gritaban los pobladores.

A través de los tubos divisorios de las vayas de concreto, que separaban los carriles centrales del libramiento de Cuernavaca, agitaban las manos reclamando a los funcionarios, a los que culpan del incidente, por ignorar la advertencia que, aseguran, les habían reiterado durante un año.

Con oficios en mano, pedían al Secretario acercarse a constatar sus dichos.

"Se los advertimos, tenían la obligación de haber actuado. ¿Ya que hubo muertos ya vienen?", interrumpía Karin Abuud, líder vecinal de la colonia Chipitlán, a Ruiz Esparza, quien explicaba que los culpables eran las lluvias atípicas y la acumulación de basura.

Ante la estimación del Secretario de que en dos semanas será reabierta la vialidad, Abuud opinó que sería un error grave, por considerar que eso no solucionará el problema.

"Abrir esto en dos semanas es una mentira más, porque necesitan abrir todo de cabo a rabo, cambiar el tubo y darle un soporte y una estructura abovedada", refiirió.

En los oficios que mostraron, coincide la frase: "el riesgo es latente de posteriores inundaciones, insistimos en solicitar la ampliación del túnel antes mencionado".

Los documentos fueron remitidos a José Luis Alarcón, delegado en Morelos de la SCT, a quien señalan como el principal responsable, y a quien le hicieron llegar decenas de oficios pidiendo incrementar el tubo de aguas negras de 1.2 a 2 metros de diámetro.

Señalan que las casas localizadas en el Andador Mitre se ven constantemente afectadas por inundaciones superiores al metro y medio de altura.

El pasado lunes 3 de junio, indicó Catalina Martínez, vecina del lugar, se manifestaron y cerraron el Paso Exprés exigiendo la ampliación del tubo y el retiro de escombros, pero lo único que lograron, dijo, fue el desazolve del cauce.

"Muy tristes por esta situación, enojados. El fin de semana justamente se cayó la barda, cubrió totalmente el tubo. Protección Civil estuvo aquí el sábado... estuvieron llamando a la SCT para que les facilitara las retroexcavadoras para poder retirar todo el escombro, pero se negaron.

"Gracias a Dios no había llovido, porque si no, nos hubiéramos inundado más y esto hubiera pasado antes", dijo.

Agencia Reforma