CIUDAD DE MÉXICO.- La imposibilidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de crecer con sus propios recursos lo proyecta a construir su primer hospital bajo la figura de Asociación Público Privada (APP), donde un gran número de servicios, menos los hospitalarios, serán prestados por la iniciativa privada.

Según las bases de la licitación para la construcción de un nosocomio de 144 camas en Bahía de Banderas, Nayarit, la fumigación, mantenimiento de las instalaciones y equipos, impresión, fotocopiado, esterilización, vigilancia, jardinería, estacionamiento, provisión de alimentos, entre otros, va a ser otorgada por la compañía que gane la obra.

El contrato por mil 141 millones de pesos durará 25 años y el fallo se conocerá el 12 de octubre. La obra deberá iniciar en noviembre.

La empresa ganadora también contratará personal directivo, entre los cuales están el gerente de proyecto, de calidad y del Centro de Atención al Usuario.

Todos los servicios médicos estarán a cargo del Instituto y en el caso de laboratorio de análisis clínicos y banco de sangre, contratará y pagará por el personal que lo opere.

Patricio Caso, director jurídico del IMSS, explicó que estas contrataciones corresponden a procesos que ya son externos y no violarán la regla de que el 90 por ciento de los empleados deben ser trabajadores de base.

"Lo que se está haciendo es que varios servicios que el Instituto hoy contrata por fuera se están integrando en un solo proyecto, pero no existe una sola modificación al Contrato Colectivo de Trabajo ni mucho menos", mencionó Caso.

De acuerdo con su último informe financiero, el IMSS reportó un déficit de operación de 13 mil 399 millones de pesos al cierre de 2015 y se proyecta supere los 27 mil millones de pesos en 2020.

Además del hospital mencionado, el IMSS tiene proyectado construir tres hospitales más a través de APPs en Chiapas, Estado de México y Nuevo León.

También el ISSSTE busca usar la figura de APP y la semana pasada relanzó su licitación para la construcción de un hospital en Mérida, Yucatán, pues en el primer fallo resultó desierta.

REFORMA buscó al Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, pero su oficina de prensa dijo desconocer el tema.

TABLA

Mala experiencia

El mecanismo de APP o PPS no siempre han sido exitosas

En el 2009, la Gobernadora Amalia García asignó de manera exprés un PPS para la construcción y mantenimiento de Ciudad de Gobierno para albergar a 18 dependencias.

El Gobierno se comprometió a pagar 4 mil 539 millones de pesos en 20 años.

En el 2012 el nuevo Gobernador Miguel Alonso se endeudó para finiquitar el PPS y pagó por adelantado 1,800 millones.

El gobierno asumió el mantenimiento y hoy reportan múltiples fallas en pisos y muros.

Reforma