Ciudad de México.- Carlos Mario Villanueva, hijo del ex Gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, quien será deportado de Estados Unidos a México, demandó justicia para su padre y se le otorgue la prisión domiciliaria.

En conferencia de prensa, el diputado local sostuvo la inocencia del ex Mandatario y dijo que les preocupa su salud.

"Las condiciones en las cuales él ha estado en los últimos dos años en Estados Unidos ha sido en un hospital-prisión, en la cual él ha sido tratado de la enfermedad EPOC, que es una enfermedad bastante crítica", explicó.

"Lo único que estamos buscando en que se dé justicia y la justicia tiene que darse en base en lo que dice la ley y la ley le permite a mi padre darle este beneficio, es una obligación del Estado cuidar por la salud de los mexicanos. Mi padre necesita un tratamiento especial".

En ninguna de las cárceles del País, justificó, es posible darle la atención médica que requiere.

Villanueva aseguró que seguirán trabajando para demostrar la inocencia del ex Gobernador, pues "hay extremadamente demasiadas omisiones".

"Mi padre, siempre lo hemos dicho, es inocente, lo demostramos en la primera instancia", expresó.

Confió en que el Gobierno de Enrique Peña no actuará como las pasadas administraciones que, señaló, vieron el tema como político.

"Esto es un tema en materia de salud, de justicia, exigimos que sea tratado como tal", dijo.

Comentó que el estado de ánimo de su padre es bueno.

"Mi padre es un guerrero, es una persona que se dobla, pero no se quiebra", afirmó.

El diputado mencionó que al ex Gobernador le faltarían 22 años para cumplir su pena.

REFORMA publicó que Mario Villanueva saldrá mañana de la prisión de Lexington, Kentucky, luego de cumplir una sentencia por lavado de dinero, y será entregado al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos, que lo deberá deportar a México próximamente.

Al ex Mandatario le espera la cárcel en México, pues tiene pendiente una condena de más de 20 años por lavado de dinero y delitos de fomento al narcotráfico.

REFORMA/Foto: REFORMA