Cd. de México.- El caso de los agentes federales levantados por un cártel y obligados a grabar un video en el que advierten abusos en las operaciones antinarco, es sobajar al Estado y humillar a las instituciones, afirmó la activista Isabel Miranda de Wallace.

“A mí me duele mucho porque es sobajar al Estado y el Estado somos todos, es humillar a las instituciones, y yo espero que no haya ningún bobo que se crea todo lo que les pusieron a decir a estos policías”, expuso.

“Porque es obvio que si te pusieron un arma tú vas a decir hasta que violaste a tu abuelita, ¿por qué? Porque estás amenazado, es indudablemente el crimen organizado teniendo un gran poderío”.

El 5 de febrero, los elementos de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Alfonso Hernández Villavicencio, de 28 años, y Octavio Martínez Quiroz, de 26, fueron levantados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en límites de Nayarit y Jalisco.

Durante el fin de semana se difundió un video en redes sociales en el que los agentes de investigación, oficialmente reportados como desaparecidos, lanzan acusaciones y críticas hincados frente a hombres encapuchados y fuertemente armados.

En conferencia, tras dar a conocer el reporte mensual de secuestros, Miranda de Wallace llamó a la ciudadanía a no creer el contenido del video, pues los hombres armados tienen amenazados a los elementos de la PGR.

“Este caso a mí en lo personal me conmueve mucho y me alarma, en primer lugar porque era gente de investigación de secuestros. Ellos fueron a un bautizo de un familiar y seguramente alguien los detectó que eran policías”.

“Probablemente, tengo entendido, que incluso ellos traían una cachucha que traía el código de ser policías, y esto es como decirle a los delincuentes ‘miren aquí estoy’. Exhorto a la ciudadanía a que no crean en esos videos”.


II Agencia Reforma