Un juez federal admitió ayer a trámite el amparo de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) contra la omisión del Gobierno para frenar los bloqueos de la CNTE, pero también anunció que dictará sentencia a finales de septiembre.

Agustín Tello Espíndola, juez Décimo Primero de Distrito en Materia Administrativa, fijó hasta el 20 de septiembre la audiencia constitucional del juicio, que es el paso previo para dictar una sentencia en la que se determine si los Gobiernos federal y de cuatro Estados han violado derechos humanos al permitir las acciones del magisterio disidente.

“La fecha de audiencia que se menciona se fija en razón a la carga de trabajo de este órgano jurisdiccional, por lo que no es posible programar su celebración con fecha anterior a la señalada”, explicó Tello.

La admisión de la demanda implica que el juez considera que el órgano empresarial sí tiene legitimación para reclamar por medio de un amparo la pasividad gubernamental ante protestas que, según los propios empresarios, han provocado pérdidas multimillonarias en Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Guerrero.

Al admitir la demanda, Tello ordenó emplazar al Presidente de la República por medio de su Consejero Jurídico, Humberto Castillejos, así como a los Gobiernos estatales, para que rindan sus informes justificados sobre las omisiones que se les atribuyen.

Los Gobiernos podrían impugnar la admisión de la demanda mediante una queja ante un tribunal colegiado, en la que podrían alegar que el amparo es notoriamente improcedente y debe desecharse.

El camino que seguirá el juicio es largo y poco predecible, pues incluso si Tello concede el amparo, y si éste es confirmado por una instancia superior, no está claro cuáles serían los efectos vinculantes para el Gobierno.

ANUNCIAN PARO

II El dirigente estatal de la Coparmex señaló que alrededor de 40 grupos empresariales de Oaxaca van a participar en el paro de actividades convocado para el próximo lunes.

Agencia Reforma