Chiapas.-El sismo de 8.2 grados del 7 de septiembre ocasionó el rompimiento de rocas sobre el cauce de las cascadas de Agua Azul, lo cual agudizó el descenso del nivel del río, un fenómeno que ya se presentaba desde hace años, informaron autoridades.

En conferencia conjunta, funcionarios de Conagua, Conanp y Protección Civil de Chiapas, explicaron que tras vuelos y recorridos por el sitio turístico identificaron que los daños se ubican a lo largo de 200 metros del cauce.

Las autoridades encontraron boquetes formados por el movimiento del agua, donde la reducción del afluente ha sido de 60 centímetros, y además hallaron un azolvamiento a lo largo de un kilómetro.

“Ésta diminución en los caudales es consecuencia... del sismo del 7 de septiembre, que provocó el colapso de oquedades superficiales de la formación rocosa”, explicó Juan Limón, Director del Organismo de Cuenca Frontera Sur.


Agencia Reforma