CIUDAD DE MÉXICO.- La demanda de atención a niños con obesidad ha saturado la agenda de la clínica del Hospital Infantil de México que atiende a este sector.

"La clínica (de obesidad) ya está saturada. Antes podíamos ver a los pacientes cada tres meses, y ahora las citas ya se van a seis o siete meses por la carga de pacientes", explicó Salvador Esteva, endocrinólogo de la Clínica de Obesidad.

En entrevista explicó que, de primera vez, les llegan uno o dos casos al día, y actualmente tienen alrededor de 150 pacientes.

De acuerdo con el reporte mensual de la Secretaría de Salud, en enero en el país se notificaron 276 casos nuevos de bebés de menos de un año con obesidad, mientras que en la población de niños de 1 a 4 años reportaron 650 casos nuevos.

De acuerdo con Esteva, en la clínica hasta 30 por ciento de los niños atendidos ya padece diabetes tipo 2, y alrededor de un 5 por ciento hipertensión.

Eso sin contar que hay casos de niños menores de 5 años con síndrome metabólico, es decir, presentan datos de obesidad, diabetes, hipertensión y dislipidemia.

"Nos han llegado niños con diagnóstico de micropene, es decir, genitales pequeños, y el problema es que el pene está incluido en la grasa abdominal, y cuando realmente vemos el problema, pues es una obesidad con datos de resistencia a la insulina. Hemos encontrado niños desde los 4 años con síndrome metabólico", alertó el endocrinólogo.

Explicó que en esta clínica ofrecen tratamiento farmacológico, pero además indican una alimentación adecuada y la realización de ejercicio.

"Si el paciente ya no tiene estos datos, se le envía a un hospital de segundo nivel para que le den seguimiento", refirió.

REFORMA