México.- El secretario mexicano de Desarrollo Social, José Antonio Meade, anunció ayer que ante los bloqueos carreteros por parte de maestros disidentes, a partir de este jueves se pondrá en operación un puente aéreo para distribuir alimentos en las regiones Istmo y Costa del estado sureño de Oaxaca.

Meade informó que en coordinación con las secretarías de Gobernación y de la Defensa Nacional, la dependencia a su cargo abastecerá de maíz, fríjol y leche en polvo, principalmente, a las tiendas del sistema de abasto Diconsa en esas regiones.

En declaraciones a los medios al término de un evento en Morelia, estado suroccidental de Michoacán, el ministro destacó que estas tiendas no se han podido surtir de productos desde hace aproximadamente 10 días.

Indicó que gracias a las rutas alternas de distribución, puestas en operación por la situación que prevalece en Oaxaca, se ha logrado movilizar entre 700 y 1.000 toneladas diarias de alimentos.

"Estaremos intentando rutas, ahora por aire. Estamos habilitando nuevos accesos por tierra que nos permitan llegar a donde no hemos llegado, que es básicamente las zonas de Costa e Istmo", precisó.

Dijo que el martes pasado el desabasto afectaba a poco menos de un millón de personas y que gracias al esfuerzo de distribución realizado por trabajadores de Diconsa, este miércoles, la falta de víveres afecta a 850.000 oaxaqueños que habitan en dichas regiones.

Este miércoles, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, advirtió que se hará uso legítimo de la fuerza si los maestros no despejan las carreteras del sur del país.

En declaraciones a los medios locales, Osorio indicó que ya ha tenido dos reuniones con los miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en las que no han "llegado a nada".

"Tenemos atribuciones y tenemos que cumplir con nuestra responsabilidad", añadió al referirse a "la exigencia de otros tantos miles, que son la gran mayoría en Oaxaca, de que se regrese a la normalidad, que se despejen las vías de comunicación".

La CNTE, que tiene mayor fuerza en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, los estados más pobres del país, pide la derogación de la reforma educativa de 2013, que estableció la evaluación continua del personal docente y puso fin a añejos privilegios sindicales.

En tanto, los maestros de la CNTE cumplieron 72 horas con el cierre de los tres pasos fronterizos del suroriental estado de Chiapas con Guatemala y en los bloqueos de carreteras federales.

"Tenemos que estar nosotros en los 11 puntos estratégicos bloqueados a nivel estatal para hacer presión y que el Gobierno federal se siente a dialogar completamente con nuestra comisión", dijo, Raúl Rodríguez Rosales, de la Sección 7 de la Coordinadora, en el puente fronterizo Suchiate 1 del municipio de Ciudad Hidalgo.

En tanto, la iniciativa privada se pronunció con un llamado al presidente Enrique Peña Nieto por "la liberación inmediata y permanente de las vías de comunicación y las fronteras del estado de Chiapas, el restablecimiento del Estado de derecho y libre tránsito".

En una misiva firmada por 10 organismos empresariales, los signatarios informaron que de continuar así los bloqueos sus pérdidas podrían alcanzar 2.800 millones de pesos (151 millones de dólares) al mes "debido a que por esta región transita el 95 % de las mercancías que van y vienen de Centroamérica".

Reconocieron que "por las pérdidas multimillonarias el sector más vulnerable de la población será el más afectado por los incrementos (de precios) en la canasta básica que se han empezado a generar por la incertidumbre del desabasto en la región".

"Los maestros advierten que los mismos empresarios están formando un caos para que la misma sociedad se vuelva contra el magisterio, y eso es estrategia del mismo Gobierno", aseguró a Efe Raúl Rodríguez, de la CNTE.

Sin embargo, los empresarios gasolineros afirmaron en un comunicado que "los bloqueos en carreteras al interior del estado han obstaculizado la llegada de pipas (camiones cisterna) a las terminales de almacenamiento y reparto (TAR) en Tuxtla Gutiérrez", capital del estado, donde se sufre de escasez de combustible.

En la carta firmada por Arnulfo Cordero, de la Unión de Distribuidores de Gasolina de Chiapas, y Pedro Mier y Concha Baltazar, de la Unión de Empresarios Gasolineros de Chiapas, se niega que ellos "oculten el producto de venta para el público" y se reafirma el respaldo al diálogo ente el Gobierno federal y el magisterio.

EFE/Foto: REFORMA