Ciudad de México.- El líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, pidió al Presidente Enrique Peña Nieto integrar un Gobierno de transición que permita "entregar el mando" en 2018.

En un mitin en la Glorieta de Colón, sobre Paseo de la Reforma, expuso que dicho gobierno permitiría un cambio de Administración en un ambiente de tranquilidad y paz social.

"Estamos proponiendo que en este último tercio de su mandato, Enrique Peña Nieto integre y encabece en los hechos un Gobierno de transición que permita entregar el mando en el 2018 en un ambiente de tranquilidad y de paz social, por el bien del pueblo", aseveró.

López Obrador justificó la propuesta al afirmar que el País ha entrado en un proceso preocupante y riesgoso de descomposición en todos los órdenes de la vida pública.

?Nosotros no queremos la violencia ni apostamos a mayores desgracias, no aspiramos a comenzar la reconstrucción de México a partir de escombros y luego de amargos sufrimientos.

?Siempre hemos actuado con responsabilidad y poniendo por delante el interés general, no somos ambiciosos vulgares, no luchamos por cargos, luchamos por ideales, por principios, porque queremos la transformación de México?, expuso.

Acompañado de Martí Batres, Bertha Luján, Paco Ignacio Taibo II y Claudia Sheinbaum, entre otros, el ex candidato presidencial enfatizó que él y Morena no son un peligro para México ni para nadie.

El verdadero peligro para México, subrayó ante miles de simpatizantes, es la corrupción y el autoritarismo de los gobernantes.

Previo al mitin, el propio Obrador y cientos de militantes de Morena realizaron una marcha masiva sobre Paseo de la Reforma, que salió del Ángel de la Independencia poco antes del mediodía.

Pide salida de Osorio Chong

Andrés Manuel López Obrador exigió también la salida inmediata de Miguel Angel Osorio Chong de la Secretaría de Gobernación por el operativo federal que dejó al menos ocho muertos en Nochixtlán, Oaxaca, el domingo pasado.

?Él ordenó lanzar a la Policía Federal en contra de maestros, padres de familia y de la población en general congregada en Nochixtlán", condenó.

También demandó castigo a los autores intelectuales y materiales de los asesinatos; reparación material a los familiares de las víctimas y libertad inmediata a los maestros que permanecen encarcelados.

Además, pidió la apertura de un diálogo con compromisos para revisar y formular otra reforma educativa, con el consenso de autoridades, maestros y padres de familia.

?Es pertinente aclarar que siempre seremos respetuosos de la independencia y autonomía del movimiento magisterial, nunca ha sido nuestra intención entrometernos en sus decisiones y sus estrategias.

?Estamos con las maestras, con los maestros de México, estamos con ellos en la defensa de sus derechos laborales y de la educación pública, lo apoyamos en todo lo que signifique?, expresó.