Ciudad de México.- La designación para ocupar la presidencia de la Cámara de Diputados durante el segundo año del periodo legislativo provocó una división al interior del PAN.

Con la inconformidad de su ex líder nacional Gustavo Madero, el blanquiazul determinó que la presidencia de la Cámara baja tocará a Javier Bolaños y Guadalupe Murguía, quienes ostentarán el cargo seis meses cada uno.

Durante la reunión plenaria del grupo parlamentario y una vez que se había dado a conocer al interior de la bancada la decisión, Madero tomó el micrófono para reclamar que no había sido él designado para encabezar la Mesa Directiva.

El político chihuahuense dijo que ésta era la segunda vez que le habían ofrecido algo y no le cumplían, en alusión a que cuando inició la actual 63 Legislatura existía el acuerdo de que el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, lo designaría coordinador del grupo parlamentario.

Tras la reunión a puerta cerrada, el coordinador de los legisladores blanquiazules en San Lázaro, Marko Cortés, dijo que la determinación de nombrar a Bolaños y Murguía es una muestra de que el PAN sabe procesar las decisiones al interior del partido y que en este proceso se había escuchado a los interesados.

"La unidad del grupo parlamentario queda completamente, absolutamente, acreditada en nuestra reunión plenaria. Un procesamiento absolutamente democrático donde se escuchan las partes, donde dialogamos de las ventajas de esta propuesta y donde quienes aspiraban se suman y reconocen el liderazgo y apoyan la decisión", sostuvo pese al reclamo de Madero.

"No hay necesidad de operación cicatriz, el grupo parlamentario de Acción Nacional está más unido que nunca".

Indicó que en los próximos días se informará formalmente a los integrantes de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de San Lázaro la decisión que aprobaron los diputados panistas.

Por su parte, Anaya dijo que el propio Madero, así como Federico Döring, actual vicecoordinador de Debate Parlamentario, y los diputados Jorge Triana, del Distrito Federal, y Eukid Castañón, de Puebla, quienes también aspiraron a ocupar el cargo, se sumaron finalmente en apoyo de los elegidos.

"Hoy el Grupo Parlamentario de Acción Nacional demuestra de qué estamos hechos; que sabemos procesar nuestras decisiones al estilo, al mejor estilo democrático de Acción Nacional", enfatizó.

Döring y Triana a través de sus cuentas de Twitter felicitaron y expresaron su apoyo a los elegidos, en tanto que Castañón, mediante un comunicado, señaló que es responsabilidad de los panistas mantener la unidad en el partido.

Murguía es originaria de Querétaro, de donde es también es oriundo Anaya y su designación fue sorpresiva debido a que su nombre no había sido manejado entre quienes aspiraban a obtener el cargo, en tanto que Bolaños, quien se venía desempeñando como vicepresidente de la Mesa Directiva es cercano a Cortés.

A Bolaños le corresponderá recibir el IV Informe de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, así como el paquete económico para el próximo año, el cual deberá ser entregado al Congreso a más tardar el 8 de septiembre.

La diputada Alejandra Reynoso, quien se venía desempeñando como Secretaria de la Mesa Directiva, dijo Cortés, continuará en el mismo cargo.

En la Legislatura pasada, el PAN utilizó el mismo mecanismo ya que seis meses fue presidente José González Morfín y otro seis Ricardo Anaya.

REFORMA/Foto: REFORMA