Ciudad de México.- La Procuraduría General de la República (PGR) deberá entregar información de la base de datos de personas desaparecidas relacionada con la pruebas genéticas que han aportado los familiares de la víctimas, resolvió el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos (INAI).

La información, determinó el pleno por unanimidad, consiste en detallar el año, el estado, el municipio y el tipo de prueba genética aportada, esto es cabello, saliva o sangre, y que ha sido incorporada a la base de datos denominada ante mórtem y post mórtem.

Al exponer el caso, el comisionado Óscar Guerra señaló que la PGR, al atender la solicitud de información, entregó datos parciales, pues sólo refirió que en dicha base de datos han aportado pruebas genéticas mil 412 familiares de personas desaparecidas y reservó todos los datos relacionados con la forma, la fecha y el lugar donde se llevó a cabo esto.

Sin embargo, señaló Guerra, la reserva no es procedente debido a que estos datos no revelan la identidad de las víctimas ni de sus familiares.

Agencia Reforma