Naciones Unidas.- El Foro Permanente de la ONU para las Cuestiones Indígenas pidió hoy al Gobierno de México diálogo sobre su reforma educativa de 2013, después de que un enfrentamiento entre maestros y fuerzas de seguridad en Asunción Nochixtlán, en el estado sureño de Oaxaca, dejase varios muertos hace un mes.

"Quiero expresar mi rechazo absoluto y condena a los hechos suscitados el pasado 19 y 20 de junio", dijo en un comunicado el presidente del foro, Álvaro Pop, sobre esos choques violentos en los que murieron al menos ocho personas.

Pop recordó que México "ha reconocido formal y constitucionalmente los derechos de los pueblos indígenas" a través de varios instrumentos que "hacen referencia al derecho de los pueblos indígenas a la educación en consonancia con sus métodos culturales de enseñanza y aprendizaje".

Para el foro, por tanto, "urge que el Gobierno de México dialogue con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para buscar una solución que respete las obligaciones nacionales e internacionales adquiridas por México para promover y proteger los derechos de sus pueblos indígenas".

"Me permito recordar que Oaxaca alberga la mayor diversidad cultural entre todos los estados que constituyen México y por ende cualquier reforma educativa debe considerar la diversidad étnica y cultural, así como la realidad social y económica del país", añadió el presidente de este órgano.

Pop explicó que el Foro Indígena "estará atento a que este proceso de diálogo sea efectivo, participativo y de mutuo respeto para que dicha reforma educativa beneficie a toda la población".

EFE/Foto: REFORMA