Ciudad de México.- Elementos de la Policía Federal y del Ejército capturaron en el estado de Morelos a Víctor Hugo Benítez Palacios, considerado el principal operador del grupo delictivo de "Los Tilos", brazo armado de los Guerreros Unidos.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó que el individuo, quien estaba incluido en la lista de objetivos federales del Operativo Tierra Caliente, está presuntamente vinculado con la desaparición de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

El detenido, por quien la Procuraduría General de la República ofrecía 1.5 millones de pesos por información que condujera a su paradero, fue detenido en un hospital de la Colonia Vista Hermosa de Cuernavaca, donde se atendió de un malestar intestinal.

De acuerdo con reportes de la Policía Federal, el presunto delincuente relajó su seguridad al darse de alta del hospital, situación que fue aprovechada por elementos de élite para detenerlo sin necesidad de efectuar disparos.

Con esta captura se completa la desarticulación del circulo de mando de "Los Tilos", conformada por los seis hermanos Benítez Palacios, todos ya detenidos: Osiel, Reynaldo, Salvador, Mateo, Orbelín y Víctor Hugo.

"Los Tilos", banda que también se le conoce como "Los Peques", es una organización vinculada al trasiego de drogas, narcomenudeo, secuestros, homicidios y extorsiones, que tiene presencia en municipios guerrerenses como Iguala, Cocula y Taxco.

Víctor Hugo cuenta con dos órdenes de aprehensión libradas por el Juzgado Tercero de Distrito de con sede en Tamaulipas, por delitos contra la salud, el Juzgado Noveno de Distrito de Guerrero, por delincuencia organizada.

El individuo de 37 años de edad fue trasladado a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República; posteriormente será encarcelado en un penal federal.

Según la versión de octubre de 2014 de la PGR, entonces encabezada por Jesús Murillo, Guerreros Unidos secuestró a los 43 normalistas de Ayotzinapa porque entre ellos, supuestamente, iban infiltrados 17 miembros de la banda rival de Los Rojos, que pretendían asesinar a Víctor Hugo Benítez, así como a sus hermanos, por lo cual fueron calcinados en Cocula.

REFORMA/Foto: REFORMA