Quebec, Canadá.- El Presidente Enrique Peña Nieto reconoció que no está satisfecho con la situación de derechos humanos en México, por lo que el País, aseguró, debe avanzar en ese rubro.

El Mandatario respondió así a la pregunta de un reportero sobre las críticas a México por la violación a garantías individuales.

"Falta avanzar, no estamos satisfechos, pero estamos en la ruta. México se quiere distinguir en el mundo como un país donde hay respeto a los derechos humanos", respondió.

Sin embargo, insistió Peña Nieto, su Gobierno ha trabajado para que se genere un ambiente de respeto en todos los sectores, y de tener una legislación que proteja los derechos de las personas.

Incluso, dijo, en los últimos 10 años el País ha recibido unas 50 visitas de relatores en derechos humanos, y se han atendido en más de un 80 por ciento las observaciones.

Por ello, dijo en conferencia de prensa, su Gobierno quiere erradicar estos males, y se deben reconocer sus esfuerzos.

Reforma