Felicitó a Miguel Ángel Riquelme que asumió el viernes pasado constitucionalmente la gubernatura de Coahuila, diciéndole que mantendrá la coordinación para mantener de manera eficiente a los coahuilenses; sólo le faltó añadir que se congratula de la continuidad de los manejos de los Moreira sus antecesores, los nocivos depredadores del Estado.

El presidente Enrique Peña Nieto desde sus principios, cuando le dijo a Rosario Robles que había cometido una de sus tantas trapacerías: “Rosario, no te preocupes, no pasa nada” y nada pasó.

Las acciones de nuestro Presidente, hagan lo que hagan los corruptos, siguen siendo sus protegidos, inclusive de los bienes de Javier Duarte, el paisano que nos saqueó, aunque algunos menores se le han quitado la mayoría del botín sigue en su poder en la persona de Karime su esposa.

El grupo llamado Atlacomulco, que son muchos y desde tiempo inmemorial han atracado al Estado de México llenándose de riquezas, siempre han sido protegidos desde el gobierno y lo peor es que siguen los latrocinios.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


LA VOZ EN CORTO

OCTAVIO RODRÍGUEZ PASQUEL BRAVO


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz