Barandal

Luis Velázquez

Los ingresos mensuales de AMLO

Rocío Nahle busca gubernatura

Pasamanos

Desde ahora, Andrés Manuel López Obrador es el único candidato de un partido político, Morena, a la presidencia de la república para el año 2018.

Y por eso mismo, el bombardeo mediático en su contra está a la luz del día.

Y se están yendo, como siempre, sobre su vida privada.

Por ejemplo, y entre otras cositas, la pregunta de los 60 mil pesos sobre su forma de vivir, toda vez que, aseguran los adversarios y enemigos, desde hace ratito ha dejado de trabajar.

AMLO dice tener varios ingresos, los siguientes:

Uno, las regalías de sus libros. Dos, las conferencias que imparte tanto en Estados Unidos como en el país, y por las cuales cobra desde 3,500 a 20 mil dólares, como la que disertará en los próximos diez días en una universidad privada de la Ciudad de México.

Tres, 50 mil pesos que Morena le aporta como dirigente nacional. Y cuarto, la venta de los productos agrícolas de su rancho en Chiapas, bautizado con el nombre tabasqueño de "La chingada".

Además, su esposa también escribe libros y los ha publicado, y por tanto, le generan regalías para que entre los dos compartan los gastos del hogar.

Pero además, dijo al reportero Ciro Gómez Leyva, que a él como político y como persona, nunca ha tenido como prioridad enriquecerse.

Yo busco, precisó, los valores del espíritu, y de norte a sur y de este a oeste pasea, por tanto, la honestidad como su prebenda más alta.

Y por supuesto, la luce tanto que va de puntero en todas, absolutamente en todas las encuestas para la sucesión presidencial aplicadas por los partidos políticos, Los Pinos y el CISEN, Centro de Información y Seguridad Nacional dependiente de la secretaría de Gobernación del también presidenciable, Miguel Ángel Osorio Chong.

Balaustradas

Según AMLO, ex líder estatal del PRI en el Tabasco de Enrique González Pedrero, ex dirigente nacional del PRD y líder fundador de Morena, desde alguna zona oscura del poder han filtrado a los medios que vive como un pachá.

Por ejemplo, que había regalado a uno de sus hijos un automóvil último modelo, deportivo, que cuesta, según parece, hasta dos millones de pesos.

En su tiempo de Jefe de Gobierno en la Ciudad de México, el fuego enemigo lo bombardeó en las columnas políticas diciendo que aquello de que en el DF se movía en un carrito que manejaba su amigo y chofer era una farsa.

Y era una farsa, porque Amlo tenía en el edificio de departamentos donde vive un helipuerto en la azotea, donde tomaba el helicóptero y se trasladaba a la oficina en el Zócalo y viceversa.

Y en tales circunstancias, dijo que en estos días presentaría, una vez más, su declaración patrimonial bajo las nuevas reglas de la ley de 3de3 y que será trepada a la página de internet de Morena para conocimiento de todos.

Incluso, para ser investigado si así lo dispusiera quien corresponda.

El tabasqueño de Morena, con todo y la fama pública de su tozudez, encarna la fuerza ética y la autoridad moral en un país ubicado por Latinobarómetro en los primeros lugares del ranking mundial de corrupción, y en donde el presidente de la república ha lanzado un Sistema Nacional Anticorrupción que ya se verá si cuaja, si se recuerda, por ejemplo, la famosa renovación moral lanzada por Miguel de la Madrid y que terminara en una vacilada.

El país necesita, claro, líderes políticos que enaltezcan el destino social, pero de igual manera con una autoridad ética fuera de serie.

Escaleras

Varios son los aspirantes y suspirantes a la candidatura presidencial.

En el lado del PRI, por ejemplo, están perfilados Miguel Ángel Osorio Chong, José Antonio Meade y Luis Videgaray Caso, aun cuando, digamos, también pudieran anotarse Aurelio Nuño Mayer (con todo y Nochixtlán) y Eruviel Ávila.

En el lado panista, Ricardo Anaya, Margarita Zavala de Calderón y Rafael Moreno Valle.

En el lado del PRD, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno en la Ciudad de México, y más ahora con la ex azafata, Alejandra Barrales, en la presidencia del CEN, su ex secretaria de Educación y exnovia.

Y en el lado de Morena, de hecho y derecho sólo existe López Obrador, quien con sus recorridos sistemáticos en el país está desde ahora en abierta precampaña.

AMLO insiste en la honestidad, la transparencia y la rendición de cuentas como eje central, además de una política social siempre del lado de los pobres y los pobres entre los pobres.

Ya lo hice, asegura, cuando fue jefe de Gobierno en el DF.

Pero cuando soñó con Los Pinos, la fuerza presidencial de Vicente Fox se le fue encima para favorecer a Felipe Calderón.

Ya se verá ahora si en el año 2018, Enrique Peña Nieto y las huestes priistas con las tribus del PAN y del PRD le bloquean el camino, además de la desconfianza que tiene en el Instituto Nacional Electoral, INE, como el árbitro y el juez en los comicios.

Por lo pronto, en Veracruz, la diputada federal, Rocío Nahle, coordinadora de los 33 legisladores en el Congreso de la Unión, ha lanzado un operativo publicitario sin precedente con un montón de espectaculares en las ciudades más importantes, tomando como pretexto su informe legislativo cuando en el fondo está levantando la mano para la candidatura a gobernadora en el año 2018, creyendo que si Cuitláhuac García obtuvo 809 mil 964 votos, ella rebasaría el millón.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz