Por edad puedo decir que he viajado de joven y a estas alturas lo he hecho aún con más frecuencia gracias a la generosidad de mis hijos que me invitan, por lo que aquí reseñaré me consta.

Como se sabe al confirmar reservación para iniciar un vuelo atiende personal de la nacionalidad de la línea correspondiente, desde luego el idioma que también se usa es el inglés, eso pasa a segundo término, pero por ejemplo si uno vuela KLM nos atiende personal holandés, si en Lufthansa son alemanes, en British Airways ingleses, en Iberia españoles y así en todas las líneas.

Estoy regresando en estos días, viajé en Aeroméxico, sus aviones no tienen pero, son los que dicen de última generación, la atención también es muy buena pero en Londres al hacer check-in en la ventanilla de Aeroméxico son ingleses, lo que es de extrañar es que ni siquiera hablen castellano, estoy consciente que para hacer un chequeo no es necesario pero lo inaudito es que en una aerolínea mexicana no se hable nuestro idioma. Los directivos de la línea tendrían que meditar porque esta situación, tiene una clara tendencia malinchista.


Algo de deportes. Beisbol y futbol

En las ligas mayores de beisbol se acaba de celebrar el Juego de Estrellas en el que se enfrentan año con año la Liga Nacional y la Liga Americana y en esta ocasión lo dedicaron a los jugadores latinoamericanos, que ellos llaman hispanos, para homenajearlos, los más jóvenes con presencia física, los fallecidos por medio de sus familiares, siempre pasando un corto video de sus actividades y de los más antiguos su retrato.

Lo inconcebible fue que en medio de tanto festejo se hayan olvidado del primer hispano que ganó un campeonato de bateo en las mayores, que para orgullo nuestro fue el oriundo del Puerto de Veracruz, Roberto “Beto” Ávila. Este extraordinario pelotero además de haber sido campeón en nuestra Liga Mexicana, lo hizo en la Liga principal de Cuba cuando era, antes de Fidel, la mejor de Latinoamérica, ahí también fue campeón de bateo.

Recuerdo que en el último día de la campaña peleaba el porcentaje con Ted Williams de los Medias Rojas de Boston, que a la fecha sigue siendo considerado el mejor bateador de todos los tiempos. “Beto” Ávila en 1954 bateó 0.341 de porcentaje y quedándose ligeramente atrás el pelotero americano.

Los directivos del beisbol debían haber hecho un recordatorio al respecto.


Frankenstein y la Selección Mexicana de Futbol

En el inolvidable relato de Mary Shelley, en que un científico loco a base de retazos de muertos creó un monstruo, algo que no se ha podido dar en la vida real.

El entrenador de la Selección Mexicana Juan Carlos Osorio, en contra de los que hacen los entrenadores en el mundo, en un juego que es de asociación, parece querer hacer también a retazos el equipo de México, quien quita que en lugar de un monstruo esté creando un equipo excepcional de futbol, por lo pronto tiene mucha semejanza con el Dr. Frankenstein.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Una voz en el desierto

OCTAVIO RODRÍGUEZ PASQUEL BRAVO


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz