México.- El titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), José Antonio Meade Kuribreña, llamó a que las diferencias que se tengan no obstaculicen la distribución del abasto de la canasta básica y de leche en Oaxaca.

Entrevistado luego de inaugurar el IV Comité Intergubernamental Iberartesanías, el funcionario federal detalló que se tiene interrumpido el abasto en 48 municipios en donde, de no regularizarse la situación, a partir de mañana se tendrán dificultades respecto del abasto de leche.

Asimismo, advirtió que el abasto de maíz y de frijol también se encuentra comprometido, de no levantarse los bloqueos carreteros en algunos puntos de la entidad hacia finales de la presente semana.

Puntualizó que ante esta situación, que afecta a cerca de un millón y medio de personas de comunidades alejadas, se han buscado alternativas para realizar el abasto, como hacerlo desde entidades vecinas o a través de brechas en las madrugadas.

Así como dialogando con autoridades municipales para que se desplieguen de los almacenes hacia los puntos de venta con producto, situaciones que dijo, no son las ideales y se está en espera de que se corrija de fondo el problema.

Por ello el funcionario federal reiteró que el llamado es a que “cualquier diferencia que se tenga no obstaculice la distribución del abasto de la canasta básica y de leche”.

En otro tema, Meade Kuribreña dijo que se buscará que el ajuste de casi mil 550 millones de pesos a la Sedesol no afecte ni a los programas ni a los beneficiarios de los mismos, sino que en todo caso repercuta solamente en la facultad de aumentar la cobertura.

Explicó que el motivo detrás del mencionado ajuste es preservar la estabilidad, ya que esto es lo más importante en materia de combate de precios.

Meade Kuribreña sostuvo que se lleva a cabo un análisis, tanto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) como al interior de las diferentes áreas de la Sedesol, para cumplir de la mejor manera con dicha medida.

Notimex

Foto: José Antonio Meade Kuribreña, titular SEDESOL. Archivo/Notimex