Washington, EU.-Abandonar el Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte sería el peor error en materia económica de un Presidente estadounidense desde la época de Richard Nixon, advierte en un editorial el diario The Wall Street Journal

Las advertencias de Donald Trump de acabar con el pacto terminarían con lo que, según el diario, ha sido un buen manejo económico del Mandatario.

"La subida del mercado bursátil, el aumento del PIB y un mercado de trabajo ajustado son señales de que la desregulación y la promesa de la reforma fiscal están restableciendo la confianza de los consumidores y las empresas. Acabar con el TLC también acabaría con todo eso", advierte el texto.

"Podría ser el peor error económico de un presidente de Estados Unidos desde que Richard Nixon destrozó a Bretton-Woods e impuso controles salariales y de precios", señala.

De acuerdo con el diario, las propuestas de Robert Lighthizer, titular de la Oficina de Representación Comercial estadounidense (USTR, en inglés), se han vuelto cada vez más extrañas.

La cláusula de revisar el TLC cada cinco años, por ejemplo, es un incentivo para que las empresas busquen climas económicos más estables en cualquier otra parte.

Además, critican la propuesta de cambiar las "reglas de origen" con la que los autos pueden exportarse sin aranceles si el 62.5 por ciento de su contenido es fabricado en la región. Lighthizer quiere elevarlo al 85 por ciento y agregar una subcláusula que requiere el 50 por ciento sea hecho en Estados Unidos.

"Lighthizer necesita salir más. Las actuales reglas de origen del TLC para autos son ya las más altas de cualquier acuerdo comercial en el mundo" apunta el diario citando a la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Las presiones como técnica de negociación también son malas, asegura el WSJ, ante el clima político en el País.

"México tiene elecciones el próximo año y ningún partido que ceda ante las demandas irracionales de Trump puede ganar", apunta el texto.

Además del daño a la industria automotriz, también prevén un golpe a la agricultura, por lo que Estados Unidos se podría llevar la peor parte.

"Canadá y México saben que terminar con el TLC les hará daño, pero volver a los niveles arancelarios anteriores al TLC podría perjudicar más a Estados Unidos", advierte el medio.

"Trump puede herir a nuestros vecinos si así lo desea, pero las víctimas más grandes serán sus votantes".

Reforma