Bogotá.- Las FARC, que están en proceso de dejación de armas y desmovilización, condenaron este domingo el atentado terrorista que este sábado dejó tres mujeres muertas, una de ellas francesa, y al menos nueve heridos en el centro comercial Andino de Bogotá, al tiempo que pidieron al Gobierno que se haga justicia.

"Condenamos con firmeza este hecho y exigimos al Estado colombiano una investigación profunda para alcanzar pronta y cumplida justicia a esta dolorosa tragedia que enluta a nuestro pueblo", manifestó el secretariado (mando colectivo) de las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC) en una declaración.

En el mensaje de hoy, las FARC dijeron: "lamentamos profundamente y rechazamos el ataque (...) que quitó la vida e hirió a personas inocentes", y enviaron su "voz de aliento a las familias de las víctimas, y a todo el país para no desistir en la edificación de la paz".

Las FARC, que el 7 de febrero de 2003 perpetraron un atentado terrorista que dejó 36 muertos y más de 200 heridos en las instalaciones del club El Nogal, situado a pocas calles del centro Andino, afirmaron en su comunicado que persistirán "en la construcción de un país en paz".

La bomba estalló poco antes de las 17:00 hora local (16:00 hora chilena) del sábado en uno de los baños de mujeres de la segunda planta del centro comercial Andino, uno de los más exclusivos de Bogotá, situado en el acomodado barrio de El Chicó, que en ese momento estaba lleno de gente haciendo compras por ser víspera del Día del Padre en Colombia.

Según el balance presentado la noche del sábado por el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, la explosión mató a la francesa Julie Huynh, de 23 años, a Ana María Gutiérrez, de 27 años, y a Lady Paola Jaimes, de 31, a la vez que informó de que Nathalie Nadine Veronique Levrand, de 48 años, también de nacionalidad francesa, está entre los heridos.

Agencia EFE