Washington, EU.- Los Patriots de Nueva Inglaterra visitaron al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la Casa Blanca.

Los monarcas de la NFL con notables ausencias como el quarterback Tom Brady, quien es amigo del Mandatario, convivieron con Trump, quien los puso como ejemplo de cultura ganadora, destacando su trabajo de equipo.

"Ningún equipo ha sido bueno tanto tiempo", destacó Trump, quien dijo que Bill Belichick, " ha construido una cultura dedicada a ganar".

LeGarrette Blount, Devin McCourty, Martellus Bennett, Alan Branch, Dont'a Hightower y Chris Long no asistieron a la ceremonia por no comulgar con algunas ideas de Trump.

Trump protagonizó un bochornoso momento cuando buscó al receptor Danny Amendola, sin embargo éste tampoco acudió al festejo, debido a que fue a un funeral de un amigo.

Los Patriotas se recuperaron de 25 puntos para derrotar a los Falcons de Atlanta en febrero. Fue el quinto Super Bowl del equipo desde el 2002.

Es la primera vez que Trump recibe a un campeón de alguna de las ligas deportivas de Estados Unidos.

Trump recibió un jersey de los monarcas con el número '45', en referencia al número de Presidente y su apellido.

Reforma