Seúl.- El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, dirigió personalmente el ensayo de misiles de medio alcance llevado a cabo el lunes y que ha generado una fuerte condena en la comunidad internacional, informaron medios estatales en Pyongyang. Kim visitó la base de Hwangju, al oeste del país, para "observar en detalle el plan del ejercicio y las especificaciones técnicas de los mejorados proyectiles balísticos" y más tarde ordenó el comienzo de la operación en la que se lanzaron tres misiles Rodong.

El triple lanzamiento, en el que los misiles volaron unos 1.000 kilómetros hasta caer en aguas del Mar de Japón, tuvo como objetivo "volver a evaluar la seguridad de vuelo y precisión guiada" de los Rodong y "poner a prueba las capacidades" de varias unidades militares.

Estados Unidos, Corea del Sur y Japón condenaron la acción del lunes al considerar que "viola múltiples resoluciones" del Consejo de Seguridad de la ONU y han convocado una reunión que podría celebrarse hoy mismo.

El Consejo de Seguridad de la ONU ya impuso en marzo fuertes sanciones comerciales al régimen de Kim Jong-un por su cuarta prueba nuclear y el lanzamiento de un cohete.

II EFE