Houston.- Quien la hace la paga... en Estados Unidos.

El ex representante texano Steve Stockman fue declarado culpable por defraudar con 1.25 millones de dólares a dos fundaciones conservadoras que aportan donaciones al Partido Republicano para financiar gastos personales y de su campaña política.

Un jurado en una Corte Federal de Houston dictaminó la semana pasada que Stockman es culpable de todos menos uno de los 24 delitos de los que fue acusado en marzo pasado.

El ex congresista republicano será sentenciado el 17 de agosto próximo y enfrenta una pena de hasta 20 años de cárcel por cada uno de los cargos de fraude, de acuerdo con la agencia Notimex.

Stockman, de 61 años, fue acusado en marzo de 2017 de numerosos cargos de fraude, lavado de dinero, conspiración y declaraciones falsas a la Comisión Federal Electoral (FEC).

De acuerdo con la acusación, entre mayo de 2010 y octubre de 2014, Stockman solicitó aproximadamente 1.25 millones de dólares en donaciones basadas en falsos pretextos.

También señala que, en 2010, el republicano desvió una porción significativa de unos 285 mil dólares que le fueron donados para causas caritativas para pagar gastos personales y promover sus intereses.

Del mismo modo, poco después de que Stockman asumió el cargo en la Cámara baja de Estados Unidos en 2013, supuestamente utilizó el nombre de una entidad sin fines de lucro para solicitar y recibir una donación caritativa de 350 mil dólares.

Después, habría usado estos fondos para una variedad de gastos personales y de campaña.

Stockman fue arrestado en marzo de 2017 cuando intentó abordar un avión hacia Emiratos Árabes Unidos.

Agencia Reforma