Panamá.- La ampliación del Canal de Panamá, inaugurada hoy con el tránsito de un buque chino de gran calado, representa una oportunidad para que los países de América impulsen sus infraestructuras y exportaciones, afirmó el administrador de la vía, Jorge Quijano.

"Esta ruta de tránsito es la punta del iceberg de un ambicioso plan destinado a convertir a Panamá en el centro logístico de las Américas, y representa una oportunidad significativa para los países de la región de mejorar sus infraestructuras, hacer crecer sus exportaciones y activar su crecimiento económico a la par con nuestro país", afirmó Quijano.

El Canal de Panamá "ha sido, es y será un gran facilitador comercial y velador por el cuidado ambiental", añadió en un discurso el jefe de la ACP.

Quijano ofreció esas palabras al dar la bienvenida al buque portacontenedores chino Cosco Shipping Panama, que inició esta mañana el tránsito inaugural del ensanche, en un acto protocolario celebrado en la cámara media de la esclusa de Agua Clara, en el sector del Atlántico.

"Dirigir esta obra para todos los panameños es el honor más grande que me ha dado la vida", expresó el alto directivo de la vía interoceánica, por cuyo cauce centenario transita el 6 % del comercio mundial.

El Cosco Shipping, un neopanamax de 48,25 metros de manga y 299,98 metros de eslora y capacidad para transportar hasta 9.400 contenedores, entró en la cámara baja de la esclusa de Agua Clara pasadas las 07.30 hora local (12.30 GMT) y casi dos horas después fue movilizado hacia la cámara media.

En ese intermedio, Quijano, entregó al capitán del buque, el indio Jude Rodrigues, una placa de reconocimiento por haber sido el primero en transitar la ampliación.

Quijano y el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, también entregaron a representantes de la naviera china una moneda conmemorativa de la inauguración de la ampliación elaborada con oro de 24 quilates.

Al mismo tiempo, Varela recibió de la naviera una réplica a escala del Cosco Shipping.

El gobernante panameño y las autoridades del Canal desvelaron también una placa conmemorativa en honor a los trabajadores que hicieron el ensanche, que permite el paso de barcos neopanamax, con el triple de carga de los que transitan la vía centenaria.

Varela destacó la labor de las más de 30.000 personas que trabajaron a lo largo de casi 9 años en la construcción de la ampliación, y reiteró el compromiso de su Gobierno de dedicar los fondos que produzcan a mejorar con equidad la vida de los panameños.

"Somos la ruta que une a nuestro continente y al mundo", afirmó Varela.

Tras los discursos oficiales se lanzaron fuegos artificiales con humo de colores, mientras que los espectadores aplaudían y agitaban banderitas de Panamá.

El Cosco Shipping Panama pasará la esclusa de Agua Clara, para luego seguir su marcha hacia la de Cocolí, en el Pacífico, a donde llegará en la tarde y finalizará su tránsito por el ensanche, de cerca de 80 kilómetros.

Las nuevas de esclusas, con dimensiones de 427 metros de largo por 55 metros de ancho y 18,3 metros de profundidad, requirieron un total de 4,4 millones de metros cúbicos de hormigón y 30.000 trabajadores a lo largo de casi 9 años.

Fueron construidas por el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la española Sacyr, que firmó en el 2009 un contrato de 3.118 millones de dólares pero ha presentado reclamos económicos que suman unos 3.400 millones de dólares.

El costo de la ampliación global se eleva ya a 5.450 millones de dólares, por encima de los 5.250 millones por la que se firmó en el 2007. EFE