Un emocionante momento fue grabado por el staff del Smithsonian’s National Zoo (Zoológico Nacional Smithsoniano) ayer domingo cuando la gorila Calaya, de 15 años de edad, dio a luz a su bebé, bautizado como Moke.

El evento ocurre por primera vez en nueve años para este zoológico de Washington y el Instituto de Conservación Biológica, informó el Smithsonian en su página web.

En el video se ve el momento en que Calaya, uno de los seis gorilas del zoológico, realiza todo el trabajo de parto para posteriormente tomar cuidadosamente a su bebé, cuyo nombre Moke significa “Junior” o “pequeño” en idioma Lingala.

El padre de Moke es Baraka, un gorila de 26 años y más de 180 kilos de peso.

El espacio destinado para los grandes simios está cerrado por el zoológico para brindar tranquilidad al recién nacido y su madre.

“El nacimiento de este gorila de tierras bajas occidentales es muy especial y significativo, no sólo para nuestra familia del zoológico, sino también para esta especie en peligro crítico en su conjunto", dijo Meredith Bastian, curadora de primates.

"El objetivo del equipo fue preparar lo mejor que pudimos a Calaya para que el nacimiento tuviera éxito, ya que es madre primeriza” agregó Bastian.

La guardián de animales del zoo Melba Brown añadió que “la llegada de este bebé provoca muchas emociones: alegría, emoción, alivio y orgullo de que toda nuestra perseverancia para preparar a Calaya para la maternidad haya dado sus frutos”.

Calaya llegó al zoológico en febrero de 2015 desde el zoológico Woodland Park en Seattle. Cuando llegó, ella era "distante y desinteresada", dijeron los cuidadores del zoológico. Ella "evitaría el contacto visual, gruñiría y se alejaría cada vez que trataran de comunicarse con ella", dijeron las autoridades del zoológico.

Los gorilas viven en grupos, llamados tropas, que generalmente están compuestos por un macho de espalda plateada, uno o más machos de espalda negra, varias hembras adultas y sus crías de bebés y juveniles. Calaya reside en una tropa de gorilas de sexo mixto con Baraka, una mujer adulta llamada Mandara y una mujer subadulta llamada Kibibi. Los hermanos espalda plateada, Kwame y Kojo, viven juntos en una tropa de soltero. En caso de que Calaya no quisiera o no pudiera cuidar a su bebé, los cuidadores prepararon a Mandara, una madre con experiencia de seis hijos, para que actuara como madre adoptiva como medida de precaución. Anteriormente, Mandara crió a Baraka como un hijo adoptivo poco después de su nacimiento.

La madre gorila llegó al Smithsoniano en febrero de 2015 procedente del zoológico Woodland Park de Seattle.

Nativa de Africa, Calaya procede de una amplia zona integrada por Gabón, República Centroafricana, Angola, Camerún, Guinéa Ecuatorial y Congo, donde los gorilas cada vez tienen menos espacio y donde el nacimiento de bebés gorilas ha tenido un decremento del 60%.

Redacción