Berlín.- Unas 50 personas resultaron hoy heridas en una colisión entre un tren de pasajeros y un convoy de mercancías en la localidad de Meerbusch (oeste de Alemania), cerca de Düsseldorf, informó la Policía federal alemana.

El suceso se produjo a las 19.30 hora local (18.30 GMT) y, según indicó un portavoz de los bomberos al diario local "Rheinische Post", provocó una explosión.

Deutsche Bahn (DB), el principal operador ferroviario alemán, explicó por su parte que el siniestro se produjo como consecuencia den la colisión de un convoy regional de la línea RE7 operado por la empresa "National Express Rail" contra un tren de mercancías de la compañía DB Cargo que estaba parado.

Las operaciones de rescate de las personas atrapadas en el tren accidentado se están viendo dificultadas por la rotura del tendido eléctrico, con cables colgando de forma peligrosa sobre el convoy, aunque los bomberos afirman que ya han podido ayudar a los primeros viajeros a abandonar el vehículo.

Según las estimaciones de los bomberos de Meerbusch, el expreso de pasajeros siniestrado estaba ocupado por unas 150 personas.

Al lugar de los hechos se ha desplazado un importante dispositivo de la policía del estado federado de Renania del Norte-Westfalia, así como numerosos equipos de bomberos de la zona y de los servicios de emergencia.

El diario "Bild" informó del empleo de un helicóptero para la evacuación de las víctimas.

La canciller alemana, Angela Merkel, sigue con atención la evolución de los acontecimientos relacionados con el siniestro en Meerbusch, aseguró a través de la red social Twitter el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert.

"Esperamos que todos los heridos puedan ser atendidos con prontitud. Gracias por el dispositivo de los equipos de emergencia", escribió el portavoz. EFE