Ciudad de México.- El virtual candidato presidencial republicano Donald Trump tuvo que borrar un tuit en el que atacaba a su probable rival demócrata Hillary Clinton, después de ser acusado de promover estereotipos antisemitas.

El magnate tuiteó una imagen en que se veía a Clinton con un fondo de billetes de 100 dólares y una estrella de seis puntas similar a la estrella de David, la cual se asocia al judaísmo.

Dentro de la estrella se lee el mensaje: "la candidata más corrupta de la historia".

Lo que aparentemente el magnate desconocía, es que 10 antes de que lo compartía, la imagen apareció en un foro online de teorías conspirativas antisemitas e ideología neonazi, reportó el medio Mic.

En esa publicación, el nombre de la imagen era "HillHistory.jpg" que, de acuerdo con Mic, podría estar relacionado con el código neonazi "Heil Hitler".

Trump borró más tarde el tuit y los reemplazó con una imagen similar en la que en vez de la estrella aparecía un circulo.

"Una estrella de David, un montón de dinero en efectivo, y sugerencias de la corrupción. Donald Trump se alinea otra vez a la supremacía blanca", acusó el conservador y presentador de radio Erick Erickson, de acuerdo con Univisión.

En tanto, el ex jefe de campaña de Trump Corey Lewandoski aseguró que no se trata de un símbolo ofensivo y que la preocupación por lo que es políticamente correcto está fuera de control.

Esta no era la primera vez que el Trump estaba vinculado a la supremacía blanca.

En febrero el magnate se negó a repudiar el apoyo de David Duke, líder del grupo nacionalista blanco, Ku Klux Klan.

En entrevistas posteriores el multimillonario finalmente rechazó dicho respaldo.

En otras ocasiones Trump ha compartido tuits de simpatizantes de la supremacía blanca, y seleccionó por error un prominente nacionalista blanco para representar a su campaña como delegado en California.

A lo largo de su campaña presidencial, el magnate ha asegurado ser un firme aliado de Israel, y con frecuencia cita el hecho de que su yerno, Jared Kushner, es judío y que su hija Ivanka Trump se convirtió al judaísmo para casarse.

Reforma