La Habana.- Escenario de reuniones de la mafia en los años 40 y del movimiento revolucionario liderado por Fidel Castro en los 50, el emblemático Hotel Nacional de La Habana hace gala de los huéspedes distinguidos de todo el mundo que lo han visitado.

El hotel presenta un estilo arquitectónico ecléctico, conjugando diversas escuelas de arquitectura. Junto con el casco antiguo de La Habana Vieja, el Hotel Nacional fue catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1982.

Durante sus 86 años de vida, las habitaciones de este recinto histórico han sido testigos de la visita de destacadas figuras públicas mundiales de la talla de Winston Churchill, Frank Sinatra o Vladimir Puttin, los duques de Windsor, el científico Alexander Fleming, incontables jefes de Estado y monarcas europeos, entre otros.

Ubicado en el sitio habitual donde desembarcaban piratas, en la costa de Punta Brava en la loma de Tanganana de La Habana, el 30 de diciembre de 1930 se construyó lo que en su momento fue el hotel más importante del Caribe.

En este lugar se observan fotografías, recuerdos y símbolos de los miles de visitantes distinguidos que época tras época han sido huéspedes del Hotel Nacional.

Algunos mexicanos forman parte también de la incontable gama de visitantes distinguidos como Agustín Lara, Pedro Vargas, Mario Moreno “Cantinflas”, Jorge Negrete, María Félix o Germán Valdés “Tin Tan”.

El hotel ha sido escenario de encuentros cruciales como el de todos los capos de la mafia de Estados Unidos y de aquellos que se ocupaban de sus negocios en Cuba, que reunió en diciembre de 1946 a las cinco familias mafiosos más poderosas y representantes de las mismas como Lucky Luciano.

La decisión de construir un hotel de lujo fue tomada a finales de 1920. Las empresas estadunidenses McKim, Mead & White y Purdy y Henderson Co., se encargaron de la planificación y construcción del sitio en 14 meses.

El Hotel Nacional también fue testigo de la formación del "Movimiento 26 de de julio”, la célula revolucionaria dirigida por Fidel Castro, y de diversas reuniones del arte, la literatura, la política, el comercio, la ciencia y los negocios del mundo.

NOTIMEX/Foto: NOTIMEX