II Jéssica Ignot

EL MUNDO DE ORIZABA


Veracruz ocupa el sexto lugar nacional entre entidades con mayor número de muertes maternas registradas en 2016.

En lo que va del año, en el territorio veracruzano se han registrado 25 muertes maternas al 22 de agosto, según el reporte Observatorio de Mortalidad Materna en México.

En el país van 502 muertes de este tipo; a Veracruz la preceden México, Chiapas, Puebla, Nuevo León y Guerrero.

En 2015, de los 32 estados, las entidades con mayor incidencia en muertes maternas fueron el Distrito Federal, la Ciudad de México, Chiapas, Jalisco y Veracruz, ocupando nuestra entidad el quinto lugar nacional con más muertes de este tipo, se anotaron en todo el año 40 decesos; mientras que en 2014 se registraron 59 muertes maternas en la entidad.

En 2014, según el reporte del Observatorio de Mortalidad Materna en México, el 30.5% de las mujeres fallecidas contaba con primaria incompleta o completa, 22.0% contaba con secundaria incompleta o completa y el 20.3% contaba con bachillerato o preparatoria incompleta o completa. El 11.9 por ciento ellas, eran menores de 19 años.

Ayer, se conmemoró el Día Mundial de la Ostetricia, cuya especialidad médica se ocupa de acompañar a la mujer en su embarazo, parto y puerperio. La atención que se brinda comprende también aspectos psicológicos y sociales de un período tan especial como es la maternidad, por lo cual la calidad humana del profesional que la realiza es tan importante como su experiencia profesional.

Cada año mueren aproximadamente 10 millones de mujeres en todo el mundo debido a lesiones, infecciones o enfermedades durante el embarazo, parto o post parto. El Día Mundial de la Obstetricia es celebrado el 31 de agosto para hacer énfasis en la mortalidad materna. Por eso el Día Mundial de la Obstetricia promueve la importancia de estos expertos para evitar la muerte de la madre y/o del bebé durante la gestación y los primeros meses de vida del pequeño

Según la Organización Mundial de la Salud, a cada minuto muere una mujer en el mundo por complicaciones en el embarazo o durante el parto. Esta muerte se puede evitar con las debidas atenciones de salud impartidas por las obstetras.