II Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

Los conductores que transitan sobre la calle Belisario Domínguez, conocida como “La Guacamaya” y buscan incorporarse a Prolongación de Oriente 6 viven una situación de riesgo, pues debido a que hace dos semanas aproximadamente el semáforo que se encontraba en este punto sufrió afectaciones.

Minuto a minuto, tanto conductores, como los peatones que buscan atravesar la avenida ponen en riesgo su vida, ya que no existe personal de Tránsito que coordine el paso de los vehículos.

La avenida Belisario Domínguez es de ambos sentidos y debido a ello es un lugar muy concurrido, ello incrementa la posibilidad de registrarse un accidente vial por la falta del semáforo.

Algunos conductores hicieron saber su inconformidad por la falta de este semáforo, pues manifiestan que esto les ocasiona contratiempos y probabilidades de causar un accidente vial, debido a que los automóviles que circulan sobre Oriente 6 no se detienen, ignorando que algún conductor sobre Belisario Domínguez intenta incorporarse, sin embargo, el problema mayor lo padecen los peatones, pues es casi imposible cruzar la avenida, ya que tardan más de cinco minutos para lograr su cometido.

Tanto conductores, como peatones exigen que en el punto se instale personal de tránsito en lo que nuevamente es instalado el semáforo.