A través de la plataforma Change Org, ciudadanos mexicanos recaban firmas para exigir al presidente Enrique Peña Nieto y a los senadores echar atrás laLey de Seguridad Interior, por querer militarizar el país y pasar por encima de los derechos humanos. La petición señala que la semana pasada, a puerta cerrada, excluyendo a la sociedad civil, la Cámara de Diputados de México aprobó una ley diseñada para militarizar al país: laLey de Seguridad Interior (LSI), que pretende normalizar la participación de las fuerzas armadas en labores policiales. Esta medida, que ha sido denunciada por organismos nacionales e internacionales, llegará al Senado. “¡Es urgente hacer que escuchen nuestra voz! Debemos hacerles ver que el costo político de no escuchar al pueblo será muchomayor a cualquier resultado electoral. El cuerpo legislativo es representante de todos los mexicanos y, en particular, de aquellos ciudadanos que mediante su voto les otorgó su confianza”, señala. Los reclamos Las razones por las que se considera a esta iniciativa lesiva y retrógrada, es porque faculta al Ejército para neutralizar actos de resistencia no agresiva, además de intervenir comunicaciones privadas. El Ejército, también podrá utilizar cualquier método de recolección de información, les autoriza acciones preventivas con base en su criterio. En la ley, además, no se plantean mecanismos efectivos de respeto de los derechos humanos. La ONU ya envió una carta al Gobierno mexicano para que dé marcha atrás en el decreto y aplicación de esta Ley, que considera violatoria de los derechos humanos. Pueden intervenir contra protestas sociales si consideran que no son pacíficas. No marca límites de tiempo a las afectaciones. Vulnera los derechos humanos. Hasta el momento se llevan recabadas más de 150 mil firmas, se pretenden 200 mil, para entregar la petición.

Jéssica Ignot

El Mundo de Orizaba