En la actualidad, los jóvenes se encuentran iniciando su vida sexual cada vez con menos edad.

En promedio se estima que desde los 13 años ya tienen relaciones sexuales, considerando el uso del preservativo como la mejor opción para evitar enfermedades y embarazos no deseados.

La trabajadora social y coordinadora delegacional de esta área en la delegación Veracruz-Sur del Seguro Social, Ivonne Hernández Elías, señaló que todavía hace falta mayor comunicación entre los padres y los hijos, pues ahora el trabajo de ellos hace que se distancien y joven se está tomando decisiones en base a la información que conoce por otras personas.

“Es bien importante llegar a este grupo poblacional porque lo que queremos es abatir los embarazos no deseados que se presentan a tan temprana edad, queremos hacer consciencia... Ahora vemos que los padres ambos trabajan y esto es una parte importante porque el joven no se informa correctamente. Nosotros queremos compartir la información correcta”, dijo.

La especialista destacó que el sexo ya dejó de ser un tabú en la sociedad y debe ser tratado de manera natural para que los jóvenes puedan ser libres pero “también responsables”.

Indicó que en el caso de JuvenIMSS, a los jóvenes se está ofreciendo planificación familiar y el uso correcto del preservativo, ya que se ha detectado que en muchos casos no saben utilizarlo y es ahí donde se presentan los embarazos.


Realizan competencia de porras

En base a la estrategia de JuvenIMSS, ayer más de 400 jóvenes de la región participaron en una competencia de porras y activación física que se dio en el auditorio del Sindicato del Seguro Social.

El evento contó con la participación del delegado Jorge Tubilla Velasco y El secretario general de la sección IV del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) zona sur en Veracruz, Francisco Javier Arrazola Arteaga; además de médicos, enfermeras y otros trabajadores.

Ahí, los estudiantes presentaron temas como las enfermedades de transmisión sexual, el VIH-SIDA, los embarazos no deseados, entre otros, que fueron tratados durante una semana de pláticas realizadas en las escuelas.



Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba