Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba


El aumento de 56 centavos en la gasolina magna generó un sinnúmero de inconformidades entre los diversos sectores de la sociedad, pues aseguran que el gobierno de Enrique Peña Nieto ha estado mintiendo a los mexicanos y ha sido poco serio al no cumplir con su promesa de campaña de frenar los incrementos al combustible.

Y es que sectores insisten que esta medida desatará una mayor crisis económica en el país y que ocasionará un cierre de año difícil por la alta inflación.

El secretario general de la CROC en Orizaba, César Silva Reyes, aseguró que no dejan de ser molestos estos dos aumentos que se han dado en el segundo semestre del año y que consideran una falta de compromiso de Peña Nieto que lo firmó ante un notario cuando andaba en campaña recorriendo el país.

“Hoy vemos que esto es un fuerte revés a la economía y es una burla cuando el secretario Federal del Trabajo dice que no hay necesidad de un incremento en los salarios. Es una brutalidad. No se dan cuenta que la escalada inflacionaria la está dando la gasolina y el salario de los trabajadores se ha quedado pulverizado a mitad del 2016”, dijo.

En su caso, el dirigente regional de la CROM en Orizaba, Enrique Hernández Olivares, explicó que es lamentable la situación y los números que constantemente se están incrementando en los hidrocarburos, mismos que afectan a la clase trabajadora en general.

“Le pedimos respetuosamente el presidente de la República que se ponga de acuerdo y hable con quien tenga que hacerlo para que no nos afecten tanto con todos estos incrementos que viene a perjudicar a tdos los trabajadores, más cuando es un sueldo muy raquítico y muy pobre”, recalcó.

El gerente de Canacar, sector Córdoba-Orizaba, José Ortega Herrera, manifestó que como mexicanos “nos están mintiendo” porque el gobierno había comentado que la gasolina no iba a subir sino que bajaría.

“Estamos realmente sorprendidos, como delegación de Canacar, pensamos que el gobierno no es congruente con lo que están haciendo y lo que promete. Al principio, nada más nos dieron atole con el dedo porque sólo bajaron en un tiempo, uno o dos meses mantuvieron el precio y luego volvieron al ritmo de subirlo, y vaya de que manera porque sí le están pegando un buen aumento”, lamentó.