El panorama para bomberos de Orizaba es incierto. Más de nueve meses sin servicio de energía eléctrica por un adeudo de 363 mil pesos y equipo con más de 15 años de uso, plantean necesidades fuertes para este grupo de auxilio en la ciudad.

El comandante de este cuerpo de Bomberos, Manuel Jiménez Cadena, manifestó que a pesar de los diversos esfuerzos y el trabajo que han realizado para reunir el dinero y pagar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la deuda es impagable.

“Definitivamente, las necesidades son muchas para el tamaño del Cuerpo de Bomberos y como es sabido, tenemos nueve meses que no tenemos luz, que se está reuniendo el dinero y viendo la posibilidad de hacer un plan de pago con la CFE, o bien adquirir otro medio de tener luz por medio de una planta o por paneles solares”, dijo.

Señaló que van a esperar que tome posesión el nuevo presidente municipal, Igor Rojí López, para acercarse y exponer la problemática que han enfrentado durante todo este 2017, principalmente de falta de recursos y apoyos económicos.

De esta forma, indicó que igualmente les hace falta equipamiento y un campo de prácticas, donde se puedan llevar a efecto la preparación de jóvenes que conformarán las nuevas generaciones de bomberos en la ciudad.

En cuanto al equipo, necesitan renovar los camiones y las motobombas porque están desgastadas y no se encuentran actualizadas, pues tienen más de 15 años de funcionamiento.

“Tenemos una máquina que es modelo 1970 con la que se inauguró la estación de bomberos, además de máquinas con modelos 1988, 1993, 1999... Son vehículos que se ven bien porque los cuidamos y permanecen pintados, limpios y con buenas llantas, pero ya no garantizan la seguridad a los bomberos, no queremos exponerlos a accidentes”, precisó Jiménez Cadena.

Agregó que un nuevo equipo también podría generar un ahorro de combustible y de mantenimiento que se hace constantemente para el uso de los vehículos.



Jacqueline Aviléz

El Mundo de Orizaba