Veracruz, Ver.- El fiscal general, Jorge Winckler Ortiz, dijo que fue lamentable como dos policías ministeriales intentaron ejecutar una orden de aprehensión esta mañana en contra de una mujer, pues además no aplicaron los protocolos adecuados conforme a derechos humanos.

Lamentó que no hayan llevado a una mujer para efectuar la aprehensión cuando hay una dama de por medio e incluso acusó la no confirmación de la identidad de la persona a detener, puesto que se trató de un error.

Por este motivo y por ejecutarla en un lugar público vulnerando su imagen, ambos policías ministeriales han sido dados de baja de manera inmediata y se les abrió una tarjeta de investigación.

"Es increíble que unas personas que han tomado no uno, sino muchos cursos de Derechos Humanos, cometan algo que es un delito, yo en lo personal le ofrezco una disculpa a la doctora, trataré de buscarla en la mañana, le rogaré que pida una disculpa, sin embargo aunque no la ponga ya se inició una carpeta de investigación porque obviamente es un abuso de autoridad y ordené se cesara de manera inmediata a estas dos personas", manifestó.

Aseguró que acciones como esta dejan mal la imagen de la Fiscalía General del Estado (FGE) ante la sociedad, pues afirmó que ellos han trabajado demasiado para intentar que las cosas marchen bien y por ellos lo sucedido esta mañana le da vergüenza y coraje.

Expresó que la Policía Ministerial tiene a su cargo toda la ejecución de las órdenes de aprehensión y ellos cuentan ya con un catálogo de órdenes que se están ejecutando, las cuales por protocolo no se avisa a quien va a detener, pero aclaró que supervisará porque se ejecutó de esta manera, en un lugar público a una mujer y sobre todo que la efectuaran dos hombres.

"Pedí al director de la Policía Ministerial que los concentrara, que les retirara el arma de cargo y que se iniciara la carpeta de investigación", finalizó.

AVC