Derivado del vencimiento de la primera etapa del programa de reordenamiento vehicular han surgido acciones por parte de las autoridades para extorsionar a conductores de taxis, a pesar de que no ha iniciado ningún operativo por parte de Gobierno del estado, aclaró Jairo Guarneros Sosa, representante del Grupo Independiente de Taxistas Orizaba (Grito).

El activista destacó que aún no hay una instrucción oficial por parte del gobierno, sin embargo algunos elementos de Tránsito y Transporte Público, y hasta policías estatales cuestionan a los ruleteros con respecto al ordenamiento “en busca de extorsionar”.

Recordó que el Gobierno del estado ha dejado toda sensibilidad para el sector, en el cual algunos no pudieron pagar no por no quererlo hacer sino porque los medios eran confusos e ineficientes.

Señaló que muchos se encuentran también en resistencia contra el programa recaudatorio con cargos excesivos.

Lamentó que el Gobierno del estado pregona un discurso de legalidady justifica el reordenamiento en mejores condiciones, sin embargo por otro lado se sigue escuchando la generación de nuevas placas “bajo el agua” al igual que el exgobernador Javier Duarte de Ochoa.

Dijo que en los módulos había personas que ofrecían actos ilegales como atenderte por la “módica” cantidad de 500 pesos.

“Esto nos da la razón, los absurdos del Estado, me parece que les falta sensibilidad y capacidad, en el afán de centralizar todo en el afán de estar combatiendo la corrupción se generan sorpresas, yo entrevisté a una persona que tenía ocho semanas que había recibido su forma de pago sin título”, dijo.

En ese sentido, afirmó que todavía muchos compañeros continúan en la misma postura de defenderse ante el reordenamiento.




César Carrillo

El Mundo de Orizaba