Aunque el gobierno está trabajando en el diseño de la política pública mexicana en materia de ciberseguridad para que sea “un país mejor preparado y resiliente ante ciberataques”, aún le falta mucho por hacer por el problema de seguridad que incluyen malware (virus troyanos y spayware).

El ingeniero en sistemas Jorge Hernández Ramírez, indicó que aunque al gobierno le falta mucho por hacer, ya era tiempo que se ocupara en el tema de la ciberseguridad, debido a que hay varios aspectos por atender, por ejemplo: el alto costo de los programas informáticos (editores de texto, hojas de cálculo, diseño arquitectónico, entre otros) que los usuarios de computadoras requieren para usar en sus tareas cotidianas.

Indicó que los costos son muy elevados, oscilando entre dos mil pesos el más económico hasta los 15 mil pesos, dependiendo el tipo de programas y en lugar de optar por usar software libre, se prefiere a las versiones sin licencia (piratas) de software.

Dichos programas requieren de software para activarlos, el problema de seguridad es que incluyen malware (virus troyanos, spayware y otros), es decir el propio usuario se encarga de instalar malware en su computadora.

Detalló que para que la estrategia hecha por el gobierno, que se basa en ocho ejes transversales que van desde cultura y concienciación hasta la adecuación de marcos jurídicos, y con cuatro objetivos estratégicos: economía, sociedad, gobierno y seguridad nacional.




Teresa Hernández

El Mundo de Orizaba