Ante el anuncio de que para prolongar la viabilidad del Instituto se toman los recursos de las reservas financieras, se prevé que la Institución se vea en problemas para solventar compromisos adquiridos como el retraso de jubilaciones y pagos de pensiones, advirtió el líder obrero, César Silva Reyes.

Silva Reyes señala que el IMSS está echando mano de esa viabilidad financiera que se había pronosticado sería sólo hasta 2015, pero ahora se ve ya rebasada.

“Estamos con el temor de que el pasivo laboral del Instituto que está a favor de sus trabajadores, es lo que nos está poniendo en aprietos porque lo que más le cuesta al Instituto es el pago de las pensiones de todos los jubilados, si a esto le sumamos el suministro oportuno de medicamentos, de mantener los hospitales y las clínicas en óptimas condiciones, de tener que pagar servicios subrogados cuando el instituto no está en condiciones de comprar aparatos modernos que se requieren para estudios de laboratorio, imagenología, eso al instituto le está costando un dineral”, comentó

Indicó que si continúa en esta dirección, el IMSS va hacia una quiebra financiera que desde hace mucho tiempo se tienen anunciada.

Ya se había anunciado desde Vicente Fox una quiebra técnica, sin la posibilidad de hacer frente a compromisos con su propio personal, la nómina y pago de jubilaciones, tan es así que el esquema de jubilaciones cambió.

Dijo que es preocupante que al IMSS le quieran seguir cargando derechohabiencia al instituto de no cotizantes, como son los estudiantes, porque el instituto se sostiene a través de las cuotas obrero-patronales; cuando le meten carga ajena al instituto y lo obligan a hacer un mayor desembolso en atención médica, hospitalaria, quirúrgica y medicamentos, es obvio que se va a descapitalizar, advirtió.


Jéssica Ignot/EL MUNDO DE ORIZABA