Con el temor de ser despedidos, en espera de firmar su contrato laboral y la entrega de uniformes, es como labora el personal de limpieza del Hospital Regional de Río Blanco, esto luego de que la empresa Redarí Constructor S.A. De C.V., ganara la licitación estatal, por lo que podrían preparar un paro de labores en próximos días.

Un promedio de 78 empleados del área de limpieza y mantenimiento de los tres turnos laborales, son los que se encuentran trabajando en el hospital, aún sin haber firmado algún contrato laboral y en espera de hacerlo, pues hasta el momento nadie les ha notificado la fecha de que firmen los documentos, sin embargo por la necesidad económica continúan trabajando.

Desde el inicio de las funciones de la empresa Redarí, al personal no se les abastecido de productos de limpieza, tales como cloro y desinfectante por lo que estuvieron limpiando solo con agua las áreas del hospital, y fue hasta el medio día del jueves que llegó un poco de producto, sin embargo aseguran que no será suficiente para limpiar las áreas.

A decir de algunos trabajadores, a unos de sus compañeros no les llegó el pago correspondiente a la primera quincena laborada, por lo que de no llegar el sueldo de la próxima quincena, preparan un paro de labores a fin de presionar a la empresa que haga la dotación de uniformes y se firme el contrato de trabajo.

Sin embargo, mencionaron que son sabedores que se encuentran recibiendo papeles para reclutar personal, y temen que al hacer el paro sean despedidos, pues se dice que algunos trabajadores ya se les ha notificado su baja laboral.

Los empleados se encuentran trabajando con ropa que ellos mismos tienen, pues los uniformes que debieron ser entregados al inicio aún no han llegado y no se tiene fecha para la entrega.


Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba