Xalapa, Ver.- Como parte de la defensa del exgobernador Javier Duarte de Ochoa, detenido en Guatemala a petición del Gobierno Mexicano, se encuentra conformado un equipo de al menos tres abogados, dos de ellos de origen guatemalteco y uno más mexicano.

Los guatemaltecos son Óscar Giovany Bazán y Almarilis Nava, quienes estarán al frente del equipo mientras el exgobernador permanezca en Guatemala, pues de acuerdo con su legislación, no podrá participar en estos casos, en los tribunales de aquel país, quien no se encuentre inscrito en el Colegio de Abogados de ese país, así como abogados extranjeros.

En el caso del abogado mexicano, es Pablo Campusano de la Mora, quien forma parte del despacho Zinser, Esponda y Gómez Mont, S.C.

El abogado es penalista y ha tomado parte en la defensa de personajes como Elba Esther Gordillo, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, quien aún permanece bajo la custodia del Estado y a quien le han negado prisión domiciliaria pese a su avanzada edad y enfermedad, según sus abogados.

El despacho Zinser, Esponda y Gómez Mont, S.C., como lo dice su página web está conformado por Alberto C. Zinser, Julio Esponda y Fernando Gómez Mont Urueta.

Los tres socios de este despacho, fueron involucrados en el caso de los “Panamá Papers”, pues sus nombres aparecieron entre las personas que tenían recursos en aquel país.


Agencia AVC